Busquets: "Cuando me dicen teatrero me entra por un oído y me sale por otro"

  • El centrocampista del Barcelona afronta su primera Eurocopa como pilar básico de la España de Vicente Del Bosque, sin apenas defectos y sólo criticado por exagerar supuestamente las entradas que recibe.

Sergio Busquets, el coleccionista de títulos, disputa su primera Eurocopa como un pilar básico de la España de Vicente Del Bosque. El futbolista en el que le gustaría reencarnarse al seleccionador. Sin apenas defectos, solo criticado por exagerar al recibir una entrada. Responde: "cuando me dicen teatrero me entra por un oído y me sale por otro".

Han pasado dos años desde que Busquets sufrió su peor momento en la selección española. Del Bosque apostó tan ciegamente en él como Pep Guardiola. Fue el heredero de Marcos Senna cuando apenas había jugado minutos en Primera División. Con la derrota en el estreno del Mundial, ante Suiza, fue el centro de la crítica. "Me señalaron culpable y estuvo fuera de lugar", asegura. A días de comenzar un nuevo reto, en la Eurocopa 2012, ofrece una entrevista entre la tranquilidad que se respira en Gniewino.

Se acerca el estreno en la Eurocopa. Italia en el horizonte. ¿El peor rival para comenzar?.

Sin duda de los rivales más fuertes que nos podía tocar y además en el inicio. Es un partido súper importante. Bonito pero muy duro. Tenemos que empezar bien. Es clave.

¿Se aprendió esa lección del Mundial, del sufrimiento y la tensión que se vivió tras perder ante Suiza?.

Seguro. Vimos que el primer partido es clave porque te marca el resto y la forma de afrontar los dos siguientes del grupo. Ya tenemos la experiencia de empezar mal con Suiza y vamos a intentar que no pase.

No estuvo en el duelo que cambió la historia de la selección en los penaltis de la Eurocopa 2008, pero sí en el último enfrentamiento en Bari. Un día duro.

Guardo un mal recuerdo de ese día. No sólo por el resultado (España perdió 2-1) sino por el esguince que me hice en la costilla, tuve que estar un día en el hospital y luego no pude estar en la ida de la Supercopa. Además tuve que jugar de lateral derecho. Fue un partido de circunstancias en el que es mejor no pensar porque va a ser totalmente diferente.

Aquel día fue una muestra de compromiso. Jugó lesionado fuera de su posición y pese a sus dolores no pidió el cambio. Acabó orinando sangre.

Se habían hecho todos los cambios porque hubo compañeros que se lesionaron. Tuve que jugar en el lateral por el bien del equipo, aunque yo también estaba para pedir el cambio porque sufrí un golpe muy fuerte y un mal giro. Cuando acabó el partido me asusté pero queda en anécdota. Al fin y al cabo haces todo lo que sea por el equipo. Con las circunstancias me tocó ponerme de lateral y encantado. Eso sí, me habría gustado estar al cien por cien.

Fue una forma de devolver la confianza que siempre ha tenido Del Bosque en Busquets. ¿Se siente su ojito derecho?.

Después de lo que dijo, que si volviese a jugar querría ser yo, es normal que me vean así. Está claro que siempre ha sido un entrenador que ha confiado mucho en mi. Me ha tratado súper bien y para mi es muy importante sentir esa confianza.

Esa frase de Del Bosque, cuando dijo que se reencarnaría en Busquets, llegó en un momento duro. Tras la derrota ante Suiza y siendo el centro de la crítica.

Creo que ahora no pasaría. En cuatro años ha cambiado todo mucho. Hemos hecho una clasificación muy buena en la que participé en todo y me sentí muy importante. Ojalá siga así en esta Eurocopa aunque estoy preparado para los debates que seguro habrá.

¿Crece un futbolista con la crítica?.

Te sirve para aprender y darte cuenta de las cosas, pero está claro que hay algunas que no las puedes coger como críticas constructivas porque para mi estuvieron fuera de lugar. Como jugador sabes perfectamente cuando juegas bien, cuando no estas a tu nivel y tienes que mejorar. En ese momento, tras perder con Suiza, pienso que no había tanto motivo como para eso, pero en el fútbol si pierdes hay culpables y debates. Se asume y no hay que darle más vueltas. Es parte de este mundo.

¿Se quitó una espina con el tiempo?.

No con el tiempo sino inmediatamente. En los siguientes partidos del Mundial el mister siguió confiando en mi, el equipo fue a mejor y se olvidó todo.

¿Con quién disfruta más en el campo, con el fútbol del Barca o la selección española?.

Con los dos. Es diferente competir con una selección a hacerlo con un equipo, pero tengo la suerte de que ambos tienen una filosofía muy parecida, con muy buenos jugadores que te hacen disfrutar. Aunque cuando realmente disfrutas es cuando ganas.

¿Se identifica con el estilo del toque?.

Seguro, aunque está claro que dentro del equipo quizás no sea el que más toque tenga porque estoy en una posición en la que también son importantes otras cosas. Me siento muy identificado. Es el fútbol que me gusta. Aunque asumo un trabajo diferente, de coberturas, que se ve menos pero que a mi me gusta tanto como meter un gol.

Esa labor la heredó de Marcos Senna.

Hizo una Eurocopa impresionante hace cuatro años. Fue de los mejores de la selección. Luego tuve la suerte de coincidir con él. Es un grandísimo jugador del que se aprende.

¿Cómo gestiona el éxito la selección?, ¿mantiene intacta el hambre?.

Seguro que sí. Al fin y al cabo es por lo que luchamos y son cada dos años los grandes torneos en los que tienes mucho que ganar. Queremos pasar a la historia siendo los primeros que consiguen Eurocopa, Mundial y Eurocopa. Hay muchos retos y somos una selección muy joven. El hambre de éxito nunca va a faltar.

Una de las claves ha sido el ambiente familiar. Pasó un momento malo con el maratón de clásicos entre Barca y Real Madrid.

Aquí todos luchamos por lo mismo y hay que dejar al margen cuando juegas con tu club, que cada uno busca lo mejor para él. Es verdad que hubo momentos que no fueron tan buenos pero ahora está todo con normalidad. Somos del mismo equipo, luchamos por lo mismo y está todo perfecto. Somos compañeros.

¿Puede un futbolista del Barca ser amigo de uno del Real Madrid?.

Es difícil tener una amistad con alguien que no es compañero de tu club con el que no te ves en todo el año, pero no hay ningún problema en hablar o tomar cualquier cosa juntos. Pensar que estamos enfrentados en una tontería.

Desde aquellos enfrentamientos se agudizó una crítica sobre Busquets, acusado de ser un teatrero.

No respondo a nada. Es un juego que quieren hacer. Cuando me dicen teatrero me entra por un oído y me sale por el otro. Mi atención se centra en jugar y dar todo por mi equipo.

¿Superará España las importantes bajas de Puyol y Villa?.

Son muy importantes pero las superaremos. Son dos jugadores claves tanto dentro como fuera del campo, pero aquí hay otros muy buenos que harán que se note lo menos posible sus ausencias. Lo marcará el juego y los resultados. Debemos mantener nuestras señas de identidad. No me gusta hablar de lo que somos pero la humildad es el camino que te lleva a ser un equipo campeón. El trabajo y estar unidos.

Es un coleccionista de títulos. ¿Añadirá su primera Eurocopa?.

Afronto la competición con ganas de conquistar un título que me falta. Está claro que es de los importantes que me quedan y tengo muchas ganas de poder hacer historia individual y colectivamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios