Fútbol l Tercera División

Demasiado respeto y muy pocas ocasiones en el derbi

  • Baza y Motril empatan a cero en un duelo marcado por la actuación arbitral

Comentarios 2

Todo estaba preparado para disfrutar de una gran tarde de fútbol: dos buenos equipos como el Baza y el Motril, terreno de juego en perfectas condiciones, buena temperatura y bastante público. Pero nadie contaba con que el 'cocinero', el colegiado Chavet García y sus 'pinches' Berlanga y Ramos, no iban a dar con el toque preciso y al final se tuvo que tirar la comida a la basura. Triste el colegiado que pretende ser protagonista.

En cuanto al partido, que es lo que realmente interesa, tan sólo se acercó el Motril en la primera mitad en dos ocasiones a la portería de Manolo, y ninguna de ellas con peligro. La primera en el minuto cuatro por medio de un cabezazo de Megías, y la otra, en la prolongación de la primera mitad, por medio de Payán, que remató cruzado lejos del marco bastetano.

Fue el Baza el que llegó más y con más peligro teniendo que emplearse a fondo Paco Bacas en los minutos 11 y 13 para detener los disparos de Platas y Bordi respectivamente. Poco después, sería de nuevo Platas el que ensayara el disparo pero le salió rozando el palo izquierdo de Bacas, que estaba totalmente batido. Eran los mejores momentos del Baza, que se zafó de la presión que ejerció el Motril en los primeros diez minutos de partido y estaba mandando, pero llegó la primera decisión del colegiado malagueño. Fede le arrebató el balón a Jonathan Rey y el motrileño le derriba por detrás. La decisión arbitral increíble, amarilla para el infractor y roja directa para el perjudicado. A partir de ahí, muchos nervios, bastantes imprecisiones y poco fútbol. Destacar también que fue anulado un gol al Motril por claro fuera de juego de Jonathan Rey.

Recompuso Rafa Muñoz de inicio en la segunda mitad su defensa, dando entrada a Ortiz y retirando a Platas, con lo que quedaba sólo en punta Bordi. Salió más decidido el Motril, confiado en que su superioridad numérica podía favorecerle, y dispuso de una clara ocasión al rematar de cabeza Héctor pero se fue alto. Lo mismo le ocurrió a un disparo fuerte desde el borde del área de Vilaseca.

Pero conforme pasaban los minutos, era el Baza el que curiosamente se estiraba e intentaba abrir las bandas por medio de Meroño y Javi Muñoz, lo que produjo que se llegara al área motrileña con cierta facilidad y sobre todo, forzar muchas faltas laterales que pusieron en aprietos a Bacas. Cuando se llegaba al minuto 70, lanzó el Motril un libre indirecto dentro del área, lo remató Óscar por encima del larguero. Luego llegó la más clara del partido, también para el Motril, al quedarse solo ante Manolo el recién incorporado Delgado.

Después la tuvo Bordi, que remató de cabeza deteniendo Bacas, e instantes después, el segundo gran error del colegiado malagueño. Mostró la segunda cartulina amarilla a Bordi por entender que se lanzó a la piscina, y dejó al Baza con nueve jugadores sobre el terreno de juego.

Lo más curioso fue que con nueve, el Baza pudo llevarse el partido en el descuento, después de dos saques de esquina, Jonathan Rey salvó al Motril en el último suspiro del partido tras sacar bajo palos un disparo de Javi Muñoz cuando se cantaba el gol.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios