fútbol sala lPrimera División

García: "No es un capricho"

  • El técnico gallego del Oxipharma estima necesario entrenar todos los días en el Palacio de Deportes la próxima temporada, algo que supeditará su continuidad en el cargo

Comentarios 1

Con José Antonio Murado en Barcelona y con un largo fin de semana de por medio para meditar su decisión final sobre la continuidad del Oxipharma, la cual todo parece indicar que será anunciada el lunes, Bruno García, entrenador del equipo, atendió ayer a Granada Hoy y dejó bien clara su postura: o se entrena en la misma cancha donde se juega todos los días o se "sentaría con el club para que me digan qué tengo que hacer".

El técnico gallego, uno de los más preparados del fútbol sala nacional y con años de experiencia en la máxima categoría, se mostraba indignado con toda la polémica suscitada, aunque reconoce que se mantiene "al margen", ya que es una cuestión "política y de sponsor". Pero en la parcela deportiva, García tiene todo que decir, más tras las informaciones que indican que el Oxipharma aceptaría entrenar una vez a la semana en el Palacio de Deportes, además de jugar los partidos como local. "Nosotros no podemos entrenar un día en el Palacio de Deportes. Como entrenador exijo unos mínimos normales y coherentes, y en el club lo entiende. Quiero entrenar donde vamos a jugar, no es un capricho, no es algo que me saque de la chistera, es cultura de los deportes de sala en toda España y todo el mundo. El 95% de los equipos de deportes de sala entrenan y juegan en su pabellón", argumentaba el entrenador ferrolano, que además explicó que al Ayuntamiento de Granada "le hemos pedido una franja horaria, no estar el pabellón 15 horas al día. Pedimos una hora y media o dos horas todos los días, y cada mes les pasaríamos la planificación de entrenamientos para que ellos puedan gestionar el tiempo no usado".

Bruno García insistía en que "el club sabe las necesidades que tiene el equipo", y llegó incluso a poner en duda su seguiría en el Oxipharma en caso de cambiar sus planes: "Si no se cumpliera me sentaría con el club y tendría que decidir con ellos qué tengo que hacer. Pero no me planteo nada de esto, no quiero, sólo que se resuelva para bien".

Después de todo, el entrenador se mostró "triste" por la situación ya que "en ningún lugar de España se debate de instalaciones. Están para ser usadas. Hay que atender al deporte base y al de élite, si lo tienes. Hay ciudades que lo están deseando y no lo tienen. Y más cuando en una ciudad hay un patrocinador como José Antonio Murado sale diciendo públicamente que no quiere subvenciones. Que nosotros juguemos es una subvención porque es un gasto, porque al Ayuntamiento le cuesta, pero también es una inversión en deporte y de turismo. Es un motor de empleo. Y porque representamos a Granada por toda España", finalizó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios