El Getafe remonta sin el aliento de su grada

getafe: Codina; Víctor Sánchez, Cata Díaz, Marcano, Mané; Boateng; Arizmendi; Borja Fernández (Casquero, 45'), Parejo (Pedro Ríos, 72'), Gavilán (Miku, 5'); y Colunga. odense: Carroll; Helveg (Cacá, 45'), Troest, Haland, Sorensen; Gislason, Traore, Andreasen, Kadrii (Feldballe, 88'); Utaka y Johansson (Toft, 77'). Árbitro: Mark Courtney (norirlandés). Amonestó a Boateng, Casquero, Mané, Pedro Ríos, Gislason, Troest y Andreasen. Goles: 0-1 (43') Andreasen. 1-1 (50') Arizmendi. 2-1 (80') Pedro Ríos. Incidencias: Partido disputado en el Coliseum Alfonso Pérez ante 2.000 personas.

El Getafe sirvió en bandeja a Míchel una dulce venganza tras ganar al Odense (2-1), equipo que hace dieciséis años eliminó al Real Madrid en la Copa de la UEFA y que ayer estuvo a punto de dar un susto al equipo madrileño.

El entrenador del Getafe tuvo que esperar hasta el minuto 75 para dar la vuelta a un marcador que tenía adverso desde el final del primer periodo. Gracias a un gran gol de falta de Pedro Ríos, Míchel pudo ver derrotado al Odense. Como aquel día de 1994, vio el partido desde fuera del césped. En aquella ocasión, estaba en el hospital lesionado. Ahora, estaba en el banquillo.

Pero el técnico madrileño no podrá presumir del primer periodo de su equipo. Y es que el Getafe completó un partido de los que crean afición. Sobre todo, en los 45 minutos iniciales. Crean afición para no volver más al fútbol. Apenas hubo instantes vibrantes. Ningún gesto. Nada. Si alguna vez se imparte en la universidad alguna asignatura de fútbol, en los apuntes, en una esquina, aparecerá el primer periodo del Getafe-Odense como ejemplo de lo que no hay que hacer para aburrir al personal.

Tal vez ayudó al desacierto de los jugadores el aspecto que presentó el Coliseum Alfonso Pérez. La entrada, muy pobre, daba pena. Con apenas 2.000 espectadores en el campo, éste presentaba una imagen poco digna de un partido europeo.

Parece mentira que durante todo una temporada se luche por disfrutar en la siguiente de instantes europeos. La campaña pasada, el Getafe acabó en la sexta posición. Lo hizo sudando, trabajando hasta el final. La recompensa era jugar la Liga Europa y lo logró, pero algo pasa por el Coliseum que parece no interesar esa competición hasta que está muy avanzada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios