Gp de san marino

Muere el piloto Shoya Tomizawa tras sufrir un accidente en San Marino

  • Una moto le golpeó en la cabeza y otra le pasó por encima en un choque durante la carrera de Moto2.

Comentarios 20

La muerte del japonés Shoya Tomizawa en el Gran Premio de San Marino, la primera desde 2003 en el Mundial, sacudió al mundo del motociclismo. Tomizawa falleció a consecuencia de las graves heridas internas causadas por su accidente en la prueba de Moto2 en el circuito italiano de Misano. El piloto de 19 años sufrió una caída en la vuelta 12 de la carrera al resbalar su rueda delantera y fue atropellado por el británico Scott Redding y el sanmarinense Alex de Angelis, que iban justo detrás y no pudieron esquivarlo.

El japonés fue atendido de inmediato, pero sus graves heridas en cabeza, pecho y abdomen hicieron temer lo peor casi desde el principio. "Ya se veía que la situación era muy mala antes de trasladarlo al hospital", admitió Carmelo Ezpeleta, consejero delegado de Dorna, la empresa que gestiona el Mundial. Tomizawa fue trasladado de urgencia al hospital de Cesena, donde no pudo superar la gravedad de sus lesiones y murió a las 16:19, hora española, según contó el médico de carrera, Claudio Costa.

Es el primer accidente mortal en el Mundial de motociclismo desde hace siete años, cuando el también japonés Daijiro Kato murió 13 días después de sufrir una fuerte caída en el Gran Premio de Suzuka. El circuito nipón no volvió a entrar en el calendario del Mundial desde entonces. Es también la segunda muerte en una semana en el mundo del motociclismo. En una prueba infantil celebrada en Indianápolis el pasado domingo, el estadounidense Peter Lenz, de 13 años, falleció también atropellado por un rival en el calentamiento.

"No me siento bien", dijo el español Daniel Pedrosa, pese a su victoria en la carrera de MotoGP, la segunda consecutiva. "Tengo un hueco en mi mono de carrera", añadió el piloto de Honda señalando su pecho. "El accidente lo eclipsa todo. Mejor no decir nada", declaró escueto Jorge Lorenzo, segundo tras Pedrosa y líder destacado del campeonato. Los pilotos de la categoría reina se enteraron del fallecimiento del japonés justo al terminar su carrera. La prueba de Moto2 se disputó antes.

Con los ojos llorosos y la voz entrecortada, como sus compañeros de podio, el italiano Valentino Rossi, que fue tercero en Misano, un circuito que considera como el salón de su casa, dijo que Tomizawa "era un superpiloto". "Cuando suceden estas cosas, todo lo demás no cuenta", explicó el nueve veces campeón del mundo. "Cuando he visto el accidente en la televisión, he pensado que era terrible, pero no esperaba que fuera tan grave". De Angelis, involucrado en el accidente, se mostró consternado. "Fue la peor caída de mi carrera. En ese momento los dos íbamos al máximo de velocidad. Cuando Tomizawa se cayó, lo intenté todo para tocar su moto y no a él. Yo estoy ileso, es inconcebible".

Una de las promesas del motociclismo japonés

Nacido en la ciudad japonesa de Asahi el 10 de diciembre de 1990, a sus 19 años Tomizawa era uno de los pilotos con más futuro del Mundial en el segundo año en el que disputaba todas las carreras del campeonato. De hecho, este año había comenzado a despuntar y fue el primer líder de la recién estrenada categoría de Moto2

Realizó un brillante comienzo de temporada con su primer y único triunfo en el primer Gran Premio del año, disputado en Qatar, y logró el segundo puesto en la segunda carrera, disputada en Jerez. La inexperiencia y la irregularidad le apearon de la lucha por el Mundial demasiado pronto, pero apuntó maneras como uno de los posibles favoritos de cara al próximo año y una de las promesas del motociclismo japonés. 

El nipón comenzó su andadura con tan sólo tres años y, con 15, debutó en el campeonato japonés de velocidad. Después de quedar segundo en la clasificación general y ganar el premio al Novato del Año en la categoría de 125 cc en 2006, Tomizawa compitió tanto en la categorías de 125 cc y 250 cc del año siguiente. En su tercera temporada en 2008 se concentró exclusivamente en la categoría del cuarto de litro, y terminó segundo.

Su trabajo le valió las invitaciones en el Gran Premio de Japón en la categoría de 125 cc en 2006 y 2007. En 2008 participó en 250 cc, lo que despertó el interés del equipo de CIP MOTO, que le permitió poder disputar el Mundial completo del año 2009 en el cuarto de litro. En la temporada de su debut, logró su mejor clasificación con un décimo puesto en Motegi y Valencia.

Sin embargo, este año fue el de su despegue y, de la mano del equipo Technomag-CIP se consolidó como uno de los pilotos con más futuro de la parrilla y ya se apuntaba su posible salto a la categoría de MotoGP. De hecho, su sueño en la categoría reina era lucir el número 74 en su moto en homenaje a su compatriota Daijiro Katoh, que hasta ahora era el último piloto fallecido en el Mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios