'Purito' reaparece con victoria

  • Gana en la cima de Peña Cabarga · Nibali, nuevo líder después de que Antón sufra una caída y se rompa el codo derecho

Joaquín 'Purito' Rodríguez (Katusha) reapareció con una victoria en solitario en la decimocuarta etapa de la Vuelta disputada entre Burgos y Peña Cabarga, de 178 kilómetros, en la que el italiano Vincenzo Nibali (Liquigas) se convirtió en nuevo líder e Igor Antón (Euskaltel) sufrió una caída que le obligó al abandono.

La carrera se disponía a vivir su momento clave en el tan esperado ascenso final a Peña Cabarga, en la primera cita de los favoritos en el tríptico de montaña cantábrica. A 6 kilómetros de meta, la mala suerte arruinó las ilusiones de Igor Antón. Su compañero Egoi Martínez se fue al asfalto, y él detrás. Se destrozó la camiseta roja, se manchó de abundante sangre y se marchó directo al coche del director. Sufrió una rotura en el codo derecho y ayer noche fue operado.

Un episodio tristemente familiar para el chico de Galdakao, ya que en 2008 se rompió la clavícula y el trocánter camino del Angliru, bajando El Cordal, cuando era sexto en la general, en disputa con Contador y Valverde.

Con el líder camino del hospital, la batalla se disputó con la baja del ciclista más en forma del pelotón. Purito Rodríguez tenía una cuenta pendiente desde Andorra, el día que perdió el maillot rojo y fue desalojado del podio.

El catalán libró un pulso con Nibali en las rampas de Peña Cabarga, que en sus 6 kilómetros de ascenso incluía muros del 20 por ciento. Había atacado el italiano a 1,4 kilómetros de la cima. El tiburón olió la presa y quemó las naves, pero no pudo evitar que Purito le alcanzara y luego le dejara plantado. El jefe de filas del Katusha entró con 20 segundos de adelanto sobre Nibali y 22 respecto a Ezequiel Mosquera (Xacobeo). Una victoria con inri. Una avispa le picó en el ojo a Purito, por lo que llegó a meta con la visión reducida. En el pasado Tour ganó en Mende, por delante de Contador, después de sufrir una caída. Parece que al ciclista de Parets del Vallés le van las dificultades.

Nuevo decorado en la general. Nibali toma el poder y es desde ahora el favorito para ganar la Vuelta. Tendrá que resistir en Los Lagos y Cotobello. Y si cumple, el de Messina, se muestra convencido de que rematará en la contrarreloj de Peñafiel. Purito le sigue a 4 segundos y tercero es Mosquera a 50 segundos, empatado a tiempo con Xavier Tondo (Cervelo), que pasa a la cuarta plaza.

A partir de la quinta plaza, las diferencias empiezan a ser significativas, con el irlandés Nicolas Roche (AG2R) a 2.11. Rubén Plaza mantiene las expectativas del Caisse d'Epargne, noveno a 3.41, y Sastre cierra el top ten a 3.52.

Desde la cima de Peña Cabarga esperaba Antón ver Madrid un poco más cerca, pero la capital sólo se le acercó a Nibali, el nuevo capo, tras una etapa en la que Purito, salió rehabilitado y de nuevo armado de moral. Su quinta victoria de la temporada y la segunda en sus cinco participaciones en la Vuelta. Sigue la racha.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios