"Queríamos ganar por la afición"

  • Tapia se muestra contrariado con el resultado, satisfecho con sus jugadores y sin palabras para el árbitro, mientras para Coleman el de ayer fue "el mejor árbitro que hemos tenido en el campeonato"

El entrenador del Granada 74, Antonio Tapia, se mostró contrariado en rueda de prensa con el resultado final del partido, y aunque alabó el trabajo que realizaron sus jugadores, en ningún momento, pese a las insistentes preguntas de los periodistas, quiso valorar el arbitraje recibido por su equipo, indicando solamente que "son humanos y unos días están más acertados que otros", aunque sí dijo que la expulsión de Ruz "pudo ser determinante para el desarrollo del encuentro y para el resultado".

El míster del Granada 74 consideró que su equipo había hecho "suficientes méritos" como para haber logrado el empate y "la lástima es que se nos haya ido el punto en la última jugada del encuentro" señaló Tapia, para quien el resultado es un contratiempo, pues "queríamos brindar una victoria a la afición, que está con nosotros y nos apoya".

Sobre el desarrollo del partido, el entrenador cordobés del '74' dijo que hicieron "una buena primera parte en la que hemos tenido tres o cuatro ocasiones para habernos ido al descanso por delante, luego llegó la expulsión de Ruz, y en la segunda parte hemos sabido dar la cara en todo momento".

Por su parte, el entrenador galés de la Real Sociedad, Chris Coleman, fue claro y contundente a la hora de catalogar la actuación del colegiado: "Ha sido el mejor árbitro que hemos tenido en lo que llevamos de campeonato", aunque cuando se le preguntó si le gustaría que le pitase en casa no contestó y simplemente dijo que la "tarea de los árbitros es muy difícil", si bien reconoció que la expulsión "fue determinante" y que desde ese momento buscaron la banda izquierda. El entrenador realista apuntó que habían tenido "algo de suerte" en la última acción, que derivó en los tres puntos para su equipo.

Mucho menos comedido que su entrenador, y todavía a mil pulsaciones tras el pitido final del colegiado, el sevillano José Juan Luque no se cortó un pelo al afirmar que el trencilla "ha hecho un arbitraje de sinvergüenza, y se lo digo a la cara si hace falta, de auténtico sinvergüenza".

Más frío se mostró el cordobés Juanlu Hens, quien dijo que "es mejor tener la cabeza fría en estos momentos y no valorar la actuación arbitral".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios