Deportes

Ronaldinho, la eterna sonrisa del Barça, dice adiós para siempre

Ronaldinho. Ronaldinho.

Ronaldinho. / QUIQUE GARCÍA

Ronaldinho se retira del fútbol. El astro brasileño no volverá a jugar como profesional, según anunció su hermano y representante, Roberto de Assis Moreira.

"Faltaba sólo confirmarlo, hace tiempo que no juega", dijo De Assis. Concretamente dos años. Ronaldinho, de 37, no jugaba en competición oficial desde 2015, cuando disputó sus último nueve partidos con el Fluminense de Río de Janeiro.

"Se acabó. Vamos a hacer algo grande, algo bueno, después del Mundial, probablemente en agosto", señaló asimismo el hermano del carismático jugador al periódico O Globo, ya pensando en la conmemoración del retiro de la gran estrella, que juega desde hace tiempo sólo partidos de exhibición y benéficos tras el fin de su contrato con el equipo carioca.

"Ronaldinho, la sonrisa del fútbol. La magia del Camp Nou. ¡Gracias por todo!", publicó en Twitter el Barcelona, el club en el que más brilló el centrocampista ofensivo natural de Porto Alegre, junto con una foto de Dinho.

Ronaldinho fue el último gran astro brasileño antes del ascenso de Neymar. En 2002 se proclamó campeón del mundo en Corea y Japón, entonces como escolta de Ronaldo. Y en 2005 obtuvo el Balón de Oro otorgado por la revista France Football.

Ronaldinho vivió su esplendor como futbolista con el Barcelona, con el que ganó dos Ligas (2005 y 2006) y una Champions (2006). En aquel vestuario azulgrana coincidió con un jovencísimo Messi, con el que ejerció de mentor.

Mago con la pelota a sus pies y elogiado siempre por su juego alegre y desenfadado, Ronaldinho empezó su declive a partir de la temporada 2007-08, cuando daba más que hablar por sus fiestas y sus salidas nocturnas en Barcelona, y Pep Guardiola pidió su salida tras llegar al banquillo.

Ronaldinho debutó como profesional en 1998 con el Gremio brasileño. El salto a Europa lo dio con el Paris Saint-Germain, con el que jugó entre 2001 y 2003 antes de fichar por el Barcelona.

Dinho pasó al Milán en 2008 y, de regreso a Brasil, estuvo en el Flamengo, el Atlético Mineiro y el Fluminense entre 2011 y 2015. También tuvo un breve paso por el fútbol mexicano como jugador del Querétaro (2014-15), ganando la Copa Libertadores en 2013.

Con la canarinha fue clave en la conquista del Mundial asiático, el histórico quinto título de Brasil. A la historia de los Mundiales pasó con su gol de tiro libre ante Inglaterra en los cuartos de final del torneo, cuando sorprendió desde lejos a David Seaman.

Ronaldinho también disputó el Mundial de Alemania 2006, en la mejor etapa de su carrera, pero Brasil cayó eliminado frente a Francia en los cuartos de final y él no logró brillar en el campo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios