Sorprende la evolución de Torres

  • El futbolista linarense responde de forma positiva al tratamiento en su rodilla

La enfermería del Granada 74 se va vaciando poco a poco. Después de una mala racha de lesiones se están empezando a recuperar jugadores. De hecho, es posible que Urtain sea el único jugador que no va a estar disponible para el partido de este próximo domingo frente al San Fernando. La próxima semana volverá a entrenar después de que hace unos días se descartara que sufra una grave lesión de rodilla. El resto de futbolistas con problemas ha evolucionado de forma positiva y podrían ser utilizados por el entrenador Miguel Rivera.

Una de las sorpresas puede ser el regreso de Torres. El experimentado jugador linarense ha mejorado mucho de sus moletias en la rodilla después del tratamiento regenerador articular que recibió hace unas semanas. La evolución ha sido muy satisfactoria y ayer pudo completar la sesión de trabajo. Tuvo al final unas ligeras molestias, pero carecen de importancia y consiguió trabajar al mismo ritmo que sus compañeros. En un principio se pensó que tenía roto el ligamento cruzado anterior de la rodilla, pero tras someterse a varias pruebas se le diagnosticó que era sólo parcial. Con el tratamiento conservador que ha recibido ha mejorado de forma ostensible.

De todos modos, con su lesión debe andar con cuidado para evitar cualquier tipo de problema. Por el momento está respondiendo bien y de esa manera ha evitado tener que pasar por el quirófano, algo que a su edad casi hubiera significado estar obligado a la retirada. Después de consultarlo con varios especialistas ha preferido un tratamiento más conservador para tratar de ser útil esta temporada al equipo. Si Miguel Rivera lo estima podría regresar a la lista de convocados después de varias semanas apartado de los terrenos de juego.

Otro de los jugadores que está restablecido es Curro Montoya. El centrocampista valenciano se ha recuperado de una rotura fibrilar y es probable que pronto vuelva a ser convocado. Ya está casi al cien por cien y será de utilidad para el cuerpo técnico, al tratarse de un futbolista con un amplio bagaje. La pasada temporada apenas participó en Segunda División A y en la segunda vuelta se frustó su cesión al Lorca, cuando le detectaron una rotura fibrilar.

Por su parte, Capa ya entrena con absoluta normalidad esta semana, aunque se encuentra algo temeroso por una posible recaída. Nunca había sufrido una rotura muscular, lo que le hace ir con precaución a la hora de entrenar. Por el momento no se le ha presentado ningún problema y todo indica que estará en disposición de jugar frente al San Fernando este próximo domingo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios