granada b | san fernando

Terapia de grupo ante el San Fernando

  • El filial busca un triunfo reparador que le permita olvidar lo de Marbella

En el encuentro de la primera vuelta el filial rojiblanco no pasó del empate ante los isleños. En el encuentro de la primera vuelta el filial rojiblanco no pasó del empate ante los isleños.

En el encuentro de la primera vuelta el filial rojiblanco no pasó del empate ante los isleños. / román ríos

El Marbella puso fin a la racha del Granada B. Y lo hizo, además, aplicando una buena dosis de realidad al equipo de Pedro Morilla; que llegaba al Municipal con un documento expedido con licencia para soñar. Es agua pasada, porque las rachas van y viene, pero la competición no se detiene. Y tan pronto como el filial fue capaz de encadenar tres triunfos consecutivos, podría firmar tres derrotas seguidas si le pierde el tono a una competición y un grupo tan exigentes como lo son la Segunda B y el Grupo IV.

Seguramente por eso a Morilla le rebasa el optimismo. Optimismo para intentar poner una pica en Flandes y hacerle ver al vestuario que lo de hace siete días en la Costa del Sol son cosas del fútbol, que diría aquel. Y que el 'B' es Villanovense, Mérida, Córdoba B o, para que no decaiga el ánimo, el mismo choque contra el Marbella de la primera vuelta. Entonces los rojiblancos se impusieron por un tanto a cero en Armilla. Hoy reciben al San Fernando en la Ciudad Deportiva (12:00 horas). Un escenario en el que el futuro Recreativo de Granada -denominación refrendada de forma abrumadora por los abonados del club mediante una consulta popular- presenta una hoja de servicios intachable desde que decidió jugar allí sus encuentros como local en Liga.

En las instalaciones del Parque Nueva Granada, los de Morilla sólo se han dejado dos puntos de once en juego. Fue en un empate frente a El Ejido. Todo lo demás han sido victorias. Incluyendo dos amistosos ante el Real Jaén de Salva Ballesta y el Chongqing Dandai Lifan de Paulo Bento (uno a cero en ambos casos). No en vano, el Granada B ha caído una sola vez como local en lo que va de Liga. Fue el pasado 22 de octubre en Armilla. Y su verdugo, el Cartagena de Alberto Monteagudo; actual líder del grupo.

Jugar a las faldas de la Alhambra es, por tanto, casi garantía de éxito para los de Morilla. Que siga la racha es objetivo prioritario para el técnico sevillano; quien puede celebrar que tiene disponibles a todos sus hombres para recibir al equipo gaditano. El míster recupera definitivamente a Jean Carlos, después de que el de Ouro Preto no viajara por precaución a Marbella. El extremo se había ejercitado con el resto del grupo durante las sesiones semanales previas al choque en la Costa del Sol, mas su entrada en la relación de dieciocho expedicionarios se truncó por precaución.

El otro brasileño del filial, Caio Emerson, está llamado a ser decisivo. La semana pasada ya gozó de casi media hora en la que poco pudo hacer por evitar la goleada. La última goleada y su cada vez más evidente puesta a punto podrían ser suficientes argumentos para que Morilla se decantara por él para formar como delantero en el once titular hoy. Por lo demás, no se esperan grandes cambios en la alineación respecto de la anterior. Lejárraga vuelve a apuntar a la titularidad y la defensa, la línea que quedó más 'señalada' en Marbella, también parece que será la formada por Marín y Adri en los laterales y Héctor y Eliseo como pareja en el eje central de la zaga.

El San Fernando llega con la baja de Theo por acumulación de tarjetas y la duda del ex granadinista Javi Casares. El extremo gaditano "tiene muchas opciones de entrar en la lista" según su entrenador, pero descansó en el último entreno tras dos sesiones de excesiva carga física en sus piernas. Los de José Pérez son undécimos con 31 puntos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios