Tomic fuerza el quinto partido

El Real Madrid de Ante Tomic, un croata de 23 años y 2,17, empató ayer en un gran partido la serie de semifinales que disputa con el Caja Laboral, al que venció 80-62. Los blancos volverán a Vitoria para dilucidar mañana el segundo finalista. Tomic ya destacó el miércoles con 18 puntos, pero ayer sumó uno más y cogió 13 rebotes, superando en la zona a la estrella del Baskonia, el brasileño Tiago Splitter, que finalizó con 20 puntos.

El primer cuarto fue de intensidad y baloncesto de ataque. El Madrid lideró el marcador (13-5 y 22-15) tras la temprana segunda falta de Splitter en el segundo minuto y una rigurosa antideportiva a Bullock en el 5. Como dos días antes, Tomic con 7 puntos y tres rebotes, y Splitter, al que Ivanovic mantuvo en la cancha a pesar de las faltas, con 8 puntos fueron los mejores en los primeros diez minutos. Los vitorianos respondieron a las ventajas blancas liderados por English.

El segundo acto siguió la misma tónica, la mayor parte de los ataques acababa dentro de la canasta contraria. Y esto a pesar de que Ivanovic sí reservó a Splitter en los cuatro primeros minutos. Pero poco a poco y con el brasileño en la cancha, aunque no por su culpa, los blancos comenzaron a marcar las diferencias. Si Ivanovic dijo tras perder el tercer choque que hoy ganaría el que más intensidad defensiva tuviera, sus hombres no lo escucharon, pues encajaron 47 puntos en 20 minutos y un parcial de 14-4, gracias a dos triples consecutivos del mejor Bullock del año.

En diez minutos, el Baskonia dejó ir medio partido (23-13), incapaces los visitantes de coger siquiera la mitad de rebotes que sus oponentes en el primer cuarto. La buena noticia para los alaveses llegó en el descanso, cuando se conoció que Llull, uno de sus verdugos el miércoles, no podría jugar debido a una lesión en el tobillo izquierdo.

Bullock dio la máxima ventaja al Madrid en el minuto 22, 12 puntos (55-43), Lavrinovic sumó su cuarta personal y tres minutos más tarde Messina dio descanso a un extraordinario Prigioni con 59-48. Los locales, con Jaric de base, perdieron fluidez en su ataque, pero, a pesar de los puntos de Eliyahu y Splitter, los blancos siguieron con una renta de nueve puntos en el último descanso.

Entre Tomic, Reyes y una antideportiva de Teletovic sobre Vidal para cortar un contraataque local sentenciaron el partido (71-58), 13 de ventaja a seis para el final. En esos minutos, la superioridad madridista siguió. El Baskonia sólo anotó seis puntos en el último acto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios