El anuncio más triste de Nadal

  • El número 1 del mundo no podrá defender a España en la final de la Copa Davis ante Argentina, a causa de la tendinitis que sufre en una rodilla, lo que minimiza las opciones de éxito de la 'Armada'

El tenista español Rafael Nadal, número uno del mundo, confirmó ayer que no podrá disputar la final de la Copa Davis contra Argentina en Mar del Plata, del 21 al 23 de noviembre, debido a la tendinitis que sufre en la rodilla derecha y que ya le ha impedido participar en la Copa Masters de Shanghai.

Nadal se sometió ayer a nuevas pruebas médicas en Barcelona, supervisadas por el médico de la Federación Española de Tenis, Ángel Ruiz-Cotorro, y después de conocer los resultados anunció que no está en condiciones de jugar.

"Después de un año largo y muy positivo, me sabe muy mal perderme los dos grandes objetivos del año, Shanghai y la final de la Copa Davis. Son momentos difíciles, pero he hecho todo lo posible para intentar llegar a esta final. Era una ilusión enorme la que tenía, estoy acostumbrado a jugar con dolor, pero este es un dolor distinto, nuevo, que no consigo controlar", aseguró Nadal.

El tenista mallorquín lamentó que no se siente preparado "para enfocar una final como ésta" en plenas condiciones, y añadió que su lesión, una tendinitis de inserción del tendón cuadricipital en la rodilla derecha que ya le obligó a retirase del torneo de París-Bercy, el pasado 31 de octubre, hace que la rodilla no le responda bien.

"La rodilla ha dicho no", comunicó Nadal, que pone así punto final a la temporada más exitosa de su carrera deportiva. "No sé si la lesión es por apurar o no en mi lucha por ser número uno porque, en realidad, no he hecho ningún torneo extra, sólo he jugado lo que contaba para el ránking y no creo que se me pueda reprochar eso, no he hecho ninguna locura".

El doctor Ruiz-Cotorro afirmó que el tenista tardará "entre tres y seis semanas" en recuperarse totalmente. El médico indicó además que sería "totalmente imposible" plantearse que Nadal jugase infiltrado ante Argentina. "Es un músculo tocado y las cosas no tendrían un final feliz", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios