corral y vargas-raca | ciudad de los adelantados

La garra es insuficiente para el RACA

  • Las celestes caen contra el cuarto clasificado en un encuentro en el que dan la cara y mejoran de forma ostensible la imagen de los últimos partidos

  • Laura Arrojo da el susto pero, por suerte, se queda en nada

Isa Pastor recibe en posición forzada ante una defensora del Ciudad de los Adelantados. Isa Pastor recibe en posición forzada ante una defensora del Ciudad de los Adelantados.

Isa Pastor recibe en posición forzada ante una defensora del Ciudad de los Adelantados. / carlos gil

Es algo improbable, muy improbable, el descenso de categoría del Corral y Vargas Clínica Dental pero posible al fin y al cabo. Las cuentas le salen de momento, aunque no precisamente por su rendimiento dentro de la pista. Cierto es que las de Quique Gutiérrez ayer estaban disculpadas por jugar con uno de los equipos con más potencial del Grupo B de Liga Femenina 2. El Ciudad de los Adelantados lleva dos temporadas seguidas intentando el salto a la máxima categoría del baloncesto español. Su potencial físico estaba fuera de toda duda antes del encuentro y también después. Pero lo cierto es que el Raca ya suma tres derrotas seguidas. Al menos esta vez pasó de los cincuenta puntos, algo que fue incapaz de hacer tanto en Madrid contra el Real Canoe como en Valencia frente al Picken Claret.

Y no solo eso. Ante todo un cuarto clasificado, las de Quique Gutiérrez tuvieron opciones de dar la sorpresa hasta el final. Terminó imponiéndose la lógica, pero da que pensar el hecho de que las celestes malgastaran la oportunidad que se ganaron después de llegar a ir perdiendo por 17 puntos en el último cuarto de un encuentro en el que el poderío físico jugó un papel fundamental tal y como se ha señalado líneas atrás. No en vano, el Ramón y Cajal terminó a tan solo cinco puntos de su rival tras un último triple de Isa Pastor sobre la bocina del último y definitivo periodo.

Las celestes esta vez sí que consiguieron superar la barrera de los cincuenta puntosLa norteamericana Caira Washington se apuntó un doble-doble: 18 puntos y 10 rebotes

De triples iba a ir el primer cuarto de un encuentro que bailaría al ritmo de la base Laura Fernández y de una descomunal Caira Washington (18 puntos, 10 rebotes y 32 de valoración). Doble-doble para la ala-pívot norteamericana del cuadro de San Cristóbal de La Laguna. Eso precisamente, lagunas, parecían tener las locales por momentos; pues pese a meterse permanentemente en el partido volvían a descolgarse ante el poderío ofensivo y defensivo de su rival. La primera canasta de tres la anotó Dalmau nada más arrancar el encuentro. Respondió Rebeca Rodríguez, pero las granadinas, aún frías, tuvieron que ver como un nuevo triple sobre la bocina de las insulares y una canasta de dos ponía una primera ventaja inicial bastante incómoda (2-8). La sangría la cortó Laura Arrojo con una frenada en seco que convirtió contra el tablero. Y contra el tablero también encestó una omnipresente Laura Fernández antes del final del primer cuarto (9-17).

Ya en el segundo las de Quique Gutiérrez salieron a pista mucho más concentradas. Mentalización que lideró Peque Cerqueira. La gallega salió desde el banquillo para anotar un triple y otra canasta más que dejaban la diferencia en sólo dos puntos (24-26) a falta de cuatro minutos para el descanso. A Claudio González, el entrenador de las tinerfeñas, se lo llevaban los demonios. Solicitó tiempo muerto y, a viva voz , señaló a todas y cada una de las jugadoras de su equipo que consideraba responsables de la reacción local. Tiró la pizarra al suelo y el mosqueo le invadió para lo que quedaba de encuentro. Pero el caso es que el Ciudad de los Adelantados reaccionó. Eso sí, por el talento individual y colectivo de un equipo que volverá a mirar cara a cara la posibilidad de ascender de categoría.

Aunque posteriormente el Ramón y Cajal volvería a estrechar la diferencia. El 0-10 de parcial que secundó al impasse le hizo mucho daño a las granadinas; que sólo pudieron anotar un punto más antes del descanso (25-36). El tercer periodo confirmó la reacción visitante, aunque las celestes nunca se llegaron a desmembrar del todo del encuentro. Anotó Bea Cala desde la línea de tiros libres dos puntos que reavivaban la posibilidad de alcanzar la gesta, y entonces apareció Washington con dos canastas seguidas para bajar nuevamente a la tierra a las de Gutiérrez. Sobre la bocina, Patri convirtió un dos más uno que no sería más que el anticipo de un 0-8 y posterior tiempo muerto que daría paso a la máxima ventaja del choque tras un triple de Sinclair (38-55).

Ainara respondió con otra canasta desde el perímetro y Laura Arrojo dio el susto al cambiarse después de su última sustitución. Gutiérrez confirmaría después que fue solo por precaución. En el ecuador del último cuarto, un triple de Peque Cerqueira volvió a hacer creer en la remontada (52-59), mas la réplica llegó también desde la línea de 6'75. La casta fue insuficiente para un Corral y Vargas que dentro de dos semanas recibe al Olímpico 64 en el Paquillo Fernández. No es rival cualquiera. Se trata del equipo que en estos momentos marca el límite del descenso. Quique Gutiérrez le dio el último minuto y medio a la juvenil Belén González. El primer balón que tocó lo convirtió en un triplazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios