La grada se mosquea

  • Revés El Granada realiza un partido plúmbeo y no pasa del empate ante el Espanyol, colista de la categoría Cánticos El entrenador rojiblanco escucha al final del encuentro: "Anquela vete ya"

Seis partidos sin ganar de siete jugados en Los Cármenes en la competición regular es mucho regalar para un conjunto que, a estas alturas de la competición, está metido de lleno en el mejunje de los puestos de descenso de categoría. El Granada Club de Fútbol regaló ayer dos puntos, y gracias, a un Espanyol que se presentó como colista y que a la postre se marchó como el peor equipo que le ha visitado. El entrenador rojiblanco escuchó los primeros cánticos de "Anquela vete ya" en lo que va de temporada. Su homólogo en el banquillo rival, Javier Aguirre, se topó con un empate que le supo a triunfo dos días después de fichar como técnico del cuadro catalán.

El Granada se mostró incapaz de marcar en un encuentro en el que realizó 23 disparos a puerta y en el que metió el balón en el área en 42 ocasiones. Sus delanteros pecaron de paciencia para pensar en los últimos metros o/y de egoísmo. Alguno, como fue el caso de El Arabi, incluso dio sensación de indolente en numerosas acciones, sobre todo en las que se movió sobre la frontal del área sin líneas de pase claras.

Los rojiblancos pudieron sentenciar el partido a su favor en el primer tiempo, pero perdonaron tanto que a punto estuvieron de marcharse al descanso con una clara desventaja. Menos mal que una vez más se apareció Toño. El portero del Granada evidenció gran concentración. De diez.

Torje e Ighalo se mostraron muy activos durante el primer tiempo. Ambos fueron protagonistas de la primera acción del choque. El rumano centró cuando aún no se había cumplido el primer minuto de juego y el balón acabó en las botas del nigeriano junto a la frontal del área pequeña. Su disparo se estrelló en un defensa.

En plena avalancha local, que se aprovechó de la apatía de sus rivales, Torje gozó de otra ocasión para marcar. Forlín tocó lo justo para desviar el esférico. Justo antes (8'), Verdú disparó por encima del larguero defendido por Toño.

La mejor ocasión hasta entonces llegó en el minuto 18. Torje tocó de cabeza en el primer palo tras un saque de esquina y Borja Gómez cabeceó demasiado alto pese a estar solito en el área pequeña.

Los visitantes comprendieron que jugar pegados a su portero era sinónimo de derrota. Se estiraron algo al aprovechar el 'agujero' que dejaban los rojiblancos entre las posiciones de Iriney y Mikel Rico y los hombres en punta. En el minuto 24, Toño tuvo su primera gran intervención al sacar junto al palo izquierdo un remate de Forlín.

Ighalo contestó casi de inmediato. En una se topó con el meta Cristian Álvarez (25'). En la otra, quizá la más clara de todas, su centro no llegó a rematarlo con la cabeza El Arabi (34').

En cántaro estaba yendo a la fuente, pero en el minuto 42 estuvo a punto de romperse. El corazón se le encogió a toda la grada cuando Stuani remató de cabeza a bocajarro. Toño sacó en la misma línea de gol. Fueron instantes de gran imprecisión de la línea defensiva del Granada, en la que sorprendió que no tuvo nada que ver con la utilizada por Anquela el jueves en el partido de Copa del Rey ante el Zaragoza, en especial que Diego Mainz ni tan siquiera estuviese convocado.

El paso por el vestuario no le sentó nada bien al equipo granadino. Sus jugadores vitales pronto dieron señales de agotamiento y cometieron numerosas imprecisiones en el pase. A la hora de desplazar el esférico lo hicieron con un gran abuso de la horizontalidad y, en gran medida, se olvidaron de la verticalidad exhibida durante el primer periodo. Los del Espanyol aprovecharon entonces para ganar metros sobre el terreno de juego hasta el punto de equilibrar un encuentro que apuntaba a vencedor rojiblanco.

En el minuto 50, Siqueira con la cabeza trata de ceder el balón a Toño, pero yerra y la deja sobre la frontal del área para Wakaso. El guardameta salvó otro papelón.

Al entrenador visitante no le pasó desapercibido el bajón de los locales y buscó un mayor empuje moviendo el banquillo. En cinco minutos -del 54 al 59- sentó a Simao y Stuani para dar paso a Rui Fonte y Longo. Los incorporados no estuvieron para tirar cohetes, incluso el primero sólo se limitó a estorbar, pero los jugadores del Granada dieron un nuevo paso atrás.

Longo 'la tomó' con Diakhaté. Primero le arreó un balonazo en la cara en un disparo a meta (60') y más tarde le pisó el tobillo (73') obligando a abandonar el terreno de juego al senegalés. En medio de ambas acciones, un desesperado Anquela decidió jugársela. Puso en escena a Brahimi (62'), con sólo un entrenamiento tras la lesión que ha padecido, y el francés 'revolucionó' el asunto. El Granada empujó, aunque con escaso criterio, y generó cierto peligro con poca mecha.

El speed duró poco, ya que Brahimi abusó del balón y el equipo se dislocó con el paso de los minutos y la ansiedad por marcar. Los de Anquela ya dieron pocas a derechas. El miedo a perder pesó en exceso.

El tramo final del encuentro fue casi un monólogo de ejecuciones de jugadas a balón parado por parte del Granada, pero Benítez no estuvo fino. En la única que lanzó con marchamo de gol -en tiempo de prolongación-, el meta del Espanyol respondió con una intervención de lujo (93').

Jaime Romero, que entró en el 82', gozó de dos clara ocasiones, pero se dio de bruces con el portero rival por egoísta (84') y chupón (85'). Ighalo se quedó esperado el pase solito junto al punto de penalti.

En fin... van tres jornadas sin marcar y el empate de anoche del Zaragoza en Mallorca (1-1) deja al Granada en zona de descenso. Y a Anquela con el soniquete de "vete ya" coreado por la afición.

Árbitro: Ayza Gámez HH (valenciano). No se complicó la existencia. Supo medir bien a la hora de sacar las tarjetas. En el debe quizá falló a la hora de aplicar alguna ley de la ventaja, que cortó en segunda estancia pese a concederla con anterioridad. Sus asistentes tardaron en marcar varios fueras de juego.

Tarjetas: Amarillas Simao (47'), Javi López (65'), Wakaso (70') y Longo (73').

Incidencias: Encuentro correspondiente a la decimocuarta jornada de competición en la Primera División-Liga BBVA. Se disputó en el estadio Los Cármenes ante la presencia de unos 19.000 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios