El gran conocedor de la legión emergente

De Gea, Carvajal, Bartra, Íñigo Martínez, Nacho, Thiago Alcántara, Sarabia, Isco, Koke, Morata... ganaron en 2013 el Europeo sub 21 con Lopetegui al frente. España ganó bien, con un estilo atrevido y ofreciendo un gran fútbol. Una nueva generación en la que muchos ya se han asomado a la selección absoluta y que confirma el tradicional proceso que desde hace años gestiona la RFEF.

Ángel Villar ya confió en una situación similar el mando a Iñaki Sáez para suplir a Javier Clemente. Tiempos en los que España no paraba de ganar trofeos Maurice Burlaz con los que la UEFA premia a las Federaciones que ganan títulos en las selecciones inferiores. En su momento, Luis Suárez recogió el testigo de la absoluta. No es, por tanto, nuevo el método de dar la máxima responsabilidad a técnicos que han entrenado a la sub 21. Hace tiempo que en Las Rozas se habla de una tesis para asegurar el relevo de los jugadores consagrados.

"¿Quién se parece a quién?". Es la frase que ilustra el método Rfef de Las Rozas. Isco es el elegido, en teoría, en la pizarra para suplir algún día a Iniesta y Thiago es el perfil para ejercer de Xavi. Está escrito. Eso es a priori. Luego está el día a día, el rendimiento de cada uno en su club. Thiago, en ese torneo de Israel, fue elegido mejor jugador. Es el futuro de España si las lesiones le respetan.

Lopetegui vuelve a su casa con gran ilusión. Sabe de la relevancia del fútbol español y de la imagen del talento de los españoles que hay en el mundo en los últimos años. Comienza una nueva etapa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios