"Si no hiciera deporte, no sería yo"

  • Jaime Molina, campeón de Andalucía en categoría alevín y subcampeón en el regional infantil de judo

Comentarios 1

A Jaime Molina no es que le guste el judo. Es que lo necesita. Inquieto y abierto, este joven campeón confiesa que el deporte ocupa un lugar muy importante en su vida, tanto que no duda en afirmar que quiere seguir vinculado a este mundillo por muchos años. "Si no lo hiciera, no sería yo".

A pesar de su juventud, Jaime habla con conocimiento de causa porque lleva bastante en esto. Fue su familia -su padre, Rafael Molina, también fue judoca- la que le animó a apuntarse en judo como actividad extraescolar y su progresión le ha permitido hacerse un hueco en una prometedora hornada de deportistas.

De la mano de su primer entrenador, Alfonso Vera, aprendió los valores del judo y los aplicó a rajatabla a su día a día. Así, Jaime asegura que no se propone metas grandes, sino que prefiere ir paso a paso. "Es lo que me han dicho siempre, sobre todo mi padre. Así el batacazo es más pequeño", arguye. Además, considera la práctica del judo como "un deporte limpio, tu rival persigue lo mismo que tú, pero no tienes nada contra él". Eso sí, Jaime reconoce que el contacto físico es inevitable y que por lo tanto "hay riesgo, porque todos vamos en serio". Sin embargo, para él este es "un deporte de caballeros" y tiene muy claro que como tal hay que comportarse.

Jaime vive el judo como si fuera una parte de sí mismo. "Lo importante es que te guste", asegura. "Luego, también es necesario tener un buen entrenador y compañeros que te apoyen", enumera. Por supuesto, en este apartado también entra la familia, que en el caso del granadino es uno de los puntales de su incipiente éxito deportivo, sobre todo su padre y también su madre, María José, que son quienes más le animan cuando las cosas no salen según lo previsto. Y es que en el judo todo se decide en apenas cuatro minutos. "Es lo malo, te lo puedes jugar todo en un combate, no es como en el fútbol, que tienes toda la temporada. Aquí, si un día te levantas mal puedes perderlo todo", asevera.

Pese a ello, Jaime reconoce que practicar deporte le ayuda en todas las facetas. Por ejemplo, asegura que "en épocas de exámenes y estás con presión, el deporte hace que te relajes".

Pero a la hora de competir Jaime no se relaja. "No me gusta perder, incluso me lo tomo mal conmigo mismo", reconoce. Por lo pronto, en esta temporada no ha tenido que pasar por malos ratos, ya que "va muy bien. Ya veremos lo que pasa". Prefiere ser cauteloso, pero él es consciente de sus posibilidades de subir, una vez más, al podio en los próximos Campeonatos de Andalucía y luchar por entrar en los Nacionales, su principal objetivo de esta campaña. Él no teme enseñar sus cartas. "Pienso mucho lo que tengo que hacer, y sólo ataco cuando lo tengo claro", asegura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios