atletismo

La igualdad en la competición femenina, más en cuestión

  • Martínez Patiño, cuyo caso propició el cambio de norma, cree que el deporte sería más justo con más controles

La ex atleta María José Martínez Patiño. La ex atleta María José Martínez Patiño.

La ex atleta María José Martínez Patiño. / m. g.

María José Martínez Patiño, la atleta española cuyo caso de mutación genética contribuyó a cambiar las normas sobre feminidad en el deporte, considera que "algún control hay que poner para que todas las mujeres puedan competir en igualdad de condiciones".

La ex vallista gallega, ahora investigadora en la Universidad de Vigo, aprueba la nueva normativa anunciada por la IAAF que exige a las atletas con una elevada producción endógena de testosterona reducir sus niveles por debajo de unos valores durante un periodo continuado de al menos seis meses para competir en carreras que van desde los 400 metros a la milla. "Creo que debemos en pensar en las mujeres sin hiperandrogenismo que entrenan mucho para mejorar una décima", recuerda.

Suspendida la anterior normativa por el TAS, Martínez Patiño prevé un largo recorrido jurídico para que se llegue a un acuerdo entre todos: "No hay que rasgarse las vestiduras. Parece que hay gente empeñada en crear polémica. Es complicado legislar y que todos estén satisfechos, pero algún tipo de control hay que establecer, aunque sea teniendo en cuenta cada caso particular".

Hace 33 años Martínez Patiño protagonizó un caso que acabó cambiando las reglas sobre controles de sexo en el deporte. En 1985, un control le detectó una mutación genética en el receptor de los andrógenos. Según la normativa vigente entonces fue inhabilitada para competir. Se le aconsejó una discreta retirada para evitar el escándalo, pero ella se negó, desafió las normas, fue descalificada el 28 de enero de 1986 y emprendió una larga batalla legal que acabó ganando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios