A dos pasos de la cima

  • Nadal se mide con Melzer, penúltimo escollo para coronarse de nuevo número uno del mundo · Soderling, verdugo de Federer, juega con Berdych la otra semifinal

El austríaco Jurgen Melzer es el único escollo que le queda al español Rafael Nadal para alcanzar la quinta final de Roland Garros, y de paso, aspirar al puesto de número uno del mundo. Después de sobrevivir a las bombas de Nicolás Almagro, y asegurado ya el número dos pase lo que pase, el de Manacor preparó ayer el próximo encuentro entrenándose después de escuchar el cumpleaños feliz por parte de los aficionados que se reunieron en la pista cinco.

El teenista balear llega a las semifinales sin ceder un set en cinco partidos, y eso le llena de confianza. Lleva 20 victorias seguidas en tierra esta temporada, es el líder de los títulos Masters 1.000 con 18 tras ganar en Montercarlo, Roma y Madrid y es, junto con Alex Corretja, el español que más victorias lleva cosechadas en la capital francesa: 36.

¿Qué le queda ahora en París donde su máximo rival, el suizo Roger Federer, ha sido ya batido? Solo ganar el título, y hacerlo ante Robin Sodrling, su verdugo en los octavos del año pasado, para convertirse en el segundo hombre en la historia en ganar cinco veces Roland Garros, después del sueco Bjorn Borg. Aunque a Nadal no le gusta hablar jamás de venganza, esa sería la final soñada por el torneo, a falta de grandes nombres como los de Djokovic, Federer, Roddick o un francés, como Tsonga o Monfils, que hubieran devuelto la esperanza al público galo.

Soderling tiene ya una vitola de mata gigantes. En dos años consecutivos ha sido capaz de derrotar a dos números uno del mundo, y a los dos últimos campeones (Nadal y Federer) y ahora, engrandecido, aupado a los altares por su compatriota Borg, se enfrentará contra el checo Tomas Berdych, el único que junto a Nadal figura en semifinales sin ceder un set. De momento, Melzer es el que asoma en el camino de Nadal antes de que llegue el domingo. Zurdo como el manacorí, con un colgante al cuello con el ratón Micky y un balón de fútbol, tiene dos títulos en su carrera, Viena 2009 y Bucarest, 2006, (frente a los 39 de Rafa). Superar un 6-3, 6-2 y 2-0 y ganar en cinco sets, después de cuatro horas y 15 minutos a Djokovic, y antes a Ferrer en tres mangas, es la prueba de que el austriaco, campeón júnior de Wimbledon en 1999, se encuentra en el mejor momento de su carrera.

Ambos se han enfrentado en dos ocasiones, pero Nadal nunca perdió un set contra el vienés. Melzer, que disputa su octavo Roland Garros consecutivo, nunca antes pasó de la tercera ronda en París, ni en ninguno de los otros tres grandes. En esta temporada, sin embargo, alcanzó los cuartos en Madrid, donde cayó contra Almagro, Rotterdam y Auckland, y a las semifinales de Dubai y Zagreb.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios