De profesión, futuro del CB Granada

  • Manu Rodríguez, miembro de la selección española cadete y campeón de Primera Andaluza

Comentarios 4

Buena muñeca, buenas piernas y mejor mecánica. Esas son las virtudes que atesora una de las jóvenes promesas de la cantera del Club Baloncesto Granada, Manuel Fernández Barrientos 'Manu'. Comenzó en esto de la canasta con 9 años y su buena condición para este deporte le permitió pasar rápidamente del equipo de Monachil al Agustinos, y de ahí a los equipos base del CB Granada, con los que está, junto al resto de compañeros y cuerpo técnico, marcando una progresión que ha permitido que la cantera granadina se haga un hueco en el panorama andaluz.

Trabajo, entrenamientos y muchos fines de semana fuera de casa marcan la temporada de este alero, que ha sido más que complicada a causa de una lesión. La luxación de tobillo que Manu Rodríguez sufrió hace un año en Plasencia ha hecho que todo sea un poco más difícil, pero ahora, en plenitud de facultades, afronta la recta final de la temporada con muchos frentes abiertos y con ganas de ganar.

Manu Rodríguez se reconoce como un jugador "competitivo" y por fuerza tiene que serlo. Esta campaña ha jugado en cuatro torneos diferentes -Primera Andaluza, EBA, Circuito sub 20 y Liga Júnior-, y para aguantar el ritmo es necesario mantener disciplina y, sobre todo, que te guste. Y a Rodríguez del baloncesto le gusta "todo, menos los viajes".

Sin embargo, pese a la devoción que siente por el deporte, Manu reconoce que es bastante "cansado". Entrena cuatro o cinco días a la semana, a lo que hay que sumar las horas que dedica a estudiar. Por suerte, su equipo forma "una piña, nos llevamos todos muy bien y hay un buen ambiente", asegura. Buena parte de la culpa de esto la tienen sus entrenadoras, Mariki Rodríguez y Pilar López, dos preparadoras que, según subraya el jugador, "siempre insisten en que hay que trabajar, trabajar y trabajar".

Su mensaje ha calado hondo en Manu Rodríguez, que confía en seguir con su carrera deportiva hasta alcanzar, por lo menos, a Rudy Fernández, su modelo a seguir. Para ello, el granadino está convencido de que no necesita salir de su ciudad. Aquí tiene el apoyo incondicional de su familia y amigos, puede continuar sus estudios y seguir con su formación deportiva. De momento tiene muy claro que los libros van por delante del balón, y planea estudiar "Biología o Física".

"Hoy por hoy no me planteo ir a ningún otro equipo", reseña, al tiempo que asevera que el nivel de la cantera granadina ya es comparable al de otras ciudades andaluzas como Sevilla o Málaga. Todavía queda mucho por hacer, y títulos que conseguir, pero las puertas de la selección andaluza y española ya se han abierto a esta joven perla del Club Baloncesto Granada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios