LAS PALMAS ATLÉTICO | Granada B

El temporal les sienta fatal

  • El 'B' desaprovecha la ocasión de escalar a la cuarta plaza y cae contra el filial del Las Palmas en el partido suspendido en domingo debido a la alerta por mal tiempo

Fran Serrano intenta detener el avance de un jugador del filial canario. Fran Serrano intenta detener el avance de un jugador del filial canario.

Fran Serrano intenta detener el avance de un jugador del filial canario. / ANDRÉS CRUZ / LA PROVINCIA

El Granada B perdió la oportunidad de situarse en la cuarta posición del grupo IV de Segunda División B al perder en su visita al filial de la UD Las Palmas, que ocupa puestos de descenso, pese a que se adelantó en el marcador con un tempranero gol de Pablo González.

El filial granadino había comenzado de forma inmejorable el partido, adueñándose del balón, con presencia en campo contrario casi siempre y ganando todas las disputas individuales a los jugadores canarios, apabullados por el inicio visitante. Los de Pedro Morilla gobernaron el choque desde que se puso el balón en movimiento, y en el minuto 6 se adelantaron en el marcador con un golazo de Pablo González. La jugada se originó en un saque de banda de Antonio Marín a la altura de la frontal, que controló Pablo, se adentró en el área y se sacó un gran zurdazo. El balón se coló en la portería como un obús dar pegar con violencia en el palo derecho de la portería. Un gol que puso de manifiesto el hambre con la que había salido el 'B', dispuesto a ganar un partido en el que se presumía favorito.

Tardó en reaccionar el filial isleño, pero en el minuto quince avisó con un disparo lejano del altísimo delantero centro Erik Expósito que pasó muy cerca del palo derecho de la meta de Aarón. El Las Palmas Atlético volcó su juego por donde percute su mejor jugador, el extremo izquierdo Benito Ramírez, y él fue quien fabricó la jugada del empate, con una internada y centro raso al área donde Expósito enganchó la pelota por bajo, imposible para Aarón.

El empate devolvió la igualdad al marcador y también al juego, porque a partir de entonces hubo equilibrio de fuerzas, con dos equipos que intentaban aproximarse al área rival pero que no lograban hilvanar jugadas de peligro. Solo algún despiste en forma de pérdida de balón en zonas peligrosas provocó desajustes, pero que no fueron aprovechados.

Antes del descanso el conjunto canario perdió por lesión a su centrocampista Agoney, aunque no había tenido mucha incidencia en el partido.

La segunda parte continuó con la misma tónica. Pero Las Palmas Atlético comenzó a llegar con algo más de peligro, y tuvo una buena ocasión con un zurdazo raso de Benito que se marchó fuera en el minuto 58. El extremo entró en solitario por el flanco izquierdo del área en un despiste defensivo rojiblanco. Por esa misma zona, el lateral Yéremi Valerón recibió un balón dentro del área y tras una buena maniobra se sacó un disparo cerca del palo que superó a Aarón (2-1).

Reaccionó rápidamente Pedro Morilla con un triple cambio, con veinte minutos aún por jugar, y cerrando con defensa de tres. Llevó el peso del juego pero aunque lo intentó, no dispuso de ninguna ocasión clara para al menos empatar. El partido se endureció, porque Las Palmas Atlético trató de que no se jugasen más minutos para conservar su importante victoria, y eso fue lo que ocurrió, en un partido en el que el Granada B se marchó con la sensación de haber podido algo más, después de esperar un día extra para jugar este partido debido al aplazamiento del domingo por la alerta meteorológica en Canarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios