Alemania y Francia se dan medio año para decidir el futuro del A400M

  • Sarkozy y Merkel prometen más contactos para lograr "la mejor solución posible"

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, decidieron ayer prolongar la reflexión sobre el programa del avión de transporte militar A400M para encontrar "la mejor solución posible". "Hemos decidido darnos un pequeño plazo de seis meses para continuar discutiendo y encontrar la mejor solución posible", explicó Sarkozy.

Ambos estados forman parte del grupo de los siete países europeos del programa del A400M junto a España, Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Turquía. Estos países firmaron en 2003 un pedido de 180 unidades del avión de transporte militar para su entrega en 2009. Alemania solicitó 60 aviones y Francia otros 50. Hasta ahora se han fabricado 192 A400M para estos siete países y otros clientes de Malasia y Sudáfrica.

Algunos de los siete países europeos compradores han mostrado en reiteradas ocasiones su malestar por los cuatro años de retraso que sufre el programa. No obstante, encabezados por Alemania y Francia, acordaron una moratoria de tres meses antes de decidir si cancelan definitivamente el proyecto del mayor avión de transporte estratégico fabricado por la industria europea de defensa y cuyo montaje final se ejecuta en la factoría sevillana de San Pablo.

EADS podría enfrentarse a una sanción de hasta 1.400 millones por los retrasos que acumula el programa del A400M incluso aunque los Estados clientes se reafirmen en su compromiso, según reveló el fabricante en un informe anual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios