Ebro Foods fija en Asia y Norteamérica sus principales áreas de crecimiento

  • La antigua Puleva prevé un resultado "muy sólido" en 2010, tras elevar un 23,7% su beneficio en los tres primeros meses

Ebro Puleva, cuyos accionistas acordaron ayer cambiar su nombre por Ebro Foods tras la venta del negocio lácteo, mantiene su intención de crecer mediante adquisiciones cuando surjan oportunidades que "merezcan la pena" por su rentabilidad y, entre sus principales áreas de crecimiento, destacan Asia-Pacífico y Norteamérica. Así lo indicó el presidente de la compañía, Antonio Hernández Callejas, al ser preguntado por un accionista acerca de los proyectos del grupo tras desprenderse de dos filiales netamente españolas (Azucarera Ebro y Puleva).

Hernández Callejas destacó la "fortaleza" financiera de la compañía al remarcar que con la venta de la división láctea reducirá su endeudamiento prácticamente a cero, con lo que se convertirá "en la única empresa del Íbex con cero deuda y un 92% del negocio fuera de la Península Ibérica". Según explicó en una rueda de prensa posterior a la junta, el grupo está centrado en los negocios de arroz, pasta, salsas y platos preparado.

Además, el grupo Ebro pretende centrarse en canales donde hasta ahora se ha mantenido menos activo, como la restauración, donde introducirá productos que "aporten valor". Algunos de ellos, según Hernández Callejas, tienen además "encaje mundial", como la paella o el risotto.

"En tres años probablemente saldrán esas oportunidades que estamos buscando", subrayó, antes de incidir en que en Europa aprecia menos oportunidades de crecimiento inorgánico, porque las compañías son más maduras y "es más difícil sacar una rentabilidad adicional". Preguntado acerca de la compra del negocio arrocero de SOS Corporación, el presidente de Ebro señaló que la empresa "ha dejado de tener la división de arroz en venta, aunque tal vez siga con el proceso de la filial de Estados Unidos" y, en caso de confirmarse este extremo, Ebro lo analizaría.

Tras cerrar un primer trimestre "muy bueno", el directivo avanzó que los resultados de 2010 "serán muy sólidos". "Puede que no logremos multiplicar por cuatro el primer trimestre, pero las perspectivas son buenas", aseguró Hernández Callejas, quien, no obstante, consideró que estos días "se está volviendo a ver el fantasma de la crisis". Dentro del nuevo plan estratégico, la compañía alimentaria ha iniciado un programa de inversión hasta 2012 para la modernización de sus plantas de pasta en Francia y en EEUU, con una inversión cercana a los 95 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios