El Ecofín disecciona hoy las nuevas medidas anticrisis del Gobierno

  • Los ministros de la Eurozona insistirán previsiblemente a los mercados en que pueden confiar en las economías periféricas del euro · Se ratificará el rescate de Irlanda y se estudiará el caso portugués

Los ministros de Economía de la Eurozona ratificarán en su reunión mensual que celebran hoy el rescate de 85.000 millones de euros para Irlanda acordado el 28 de noviembre por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) y discutirán la situación de España y Portugal en un nuevo intento de frenar la crisis de deuda europea. La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, presentará con toda probabilidad a sus homólogos las nuevas medidas de ajuste aprobadas el pasado viernes para frenar el acoso de los mercados, según informaron fuentes comunitarias.

Bruselas confía en que la asistencia financiera a Irlanda, las nuevas medidas anunciadas por España y Portugal y la actuación del Banco Central Europeo (BCE) comprando más deuda de Irlanda y Portugal permita estabilizar la situación y evite tener que recurrir a nuevos rescates. Tanto el Gobierno portugués como el español han descartado "absolutamente" pedir ayuda del fondo de 750.000 millones que se creó en mayo para los países con problemas para refinanciar su deuda. Y Alemania ha dejado claro que, tras Grecia e Irlanda, no quiere más rescates.

Sin embargo, las decisiones del 28 de noviembre sobre la ayuda a Irlanda y sobre la creación de un fondo de rescate permanente para después de 2013 que contemplará la participación de los bancos privados caso por caso y como último recurso cuando haya que asistir financieramente a algún país, no lograron calmar a los mercados. Al día siguiente, la CE pronosticaba que España no cumplirá su compromiso de rebajar el déficit público hasta el 6% del PIB en 2011 porque su economía sólo crecerá un 0,7% y no el 1,3% que prevé el Gobierno y sugería a Madrid nuevos ajustes. Durante la semana, la prima de riesgo de la deuda española volvió a dispararse a máximos históricos y llegó hasta 300 puntos básicos. El miércoles, el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, anunciaba un nuevo paquete de iniciativas, entre ellas la supresión de la ayuda de 426 euros a los parados que han agotado su prestación y la privatización parcial de Aena y Loterías y Apuestas del Estado. El viernes se aprobó también una subida del 28% del impuesto mínimo sobre el tabaco y el Ejecutivo se comprometió a adoptar la reforma de las pensiones el 28 de enero.

La intervención el jueves del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, aumentando la compra de bonos irlandeses y portugueses y alertando a los inversores de que no subestimen la capacidad de actuación de la autoridad monetaria logró calmar a los mercados y moderar la prima de riesgo de los países periféricos de la Eurozona. De hecho, se especulaba con la posibilidad de convocar el fin de semana una cumbre extraordinaria de líderes europeos si el BCE fracasaba.

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, que había hablado de las "dudas" de los mercados sobre la capacidad de España de cumplir sus objetivos de déficit, ya ha dicho que las nuevas medidas adoptadas el viernes son "muy positivas" y ayudarán a "reforzar la confianza de los mercados en la evolución de la economía española". Se espera que el Ecofín haga un diagnóstico similar.

Respecto al rescate de Irlanda, al que el propio país contribuye con 17.500 millones de su fondo de pensiones, los ministros de Economía de toda la UE completarán hoy y mañana su activación. Dublín pagará un tipo de interés de alrededor del 5,8%, y tendrá que devolver los fondos en siete años y medio. Del total de la ayuda, 50.000 millones se destinarán a atender las necesidades de financiación del Gobierno de Dublín mientras que los 35.000 restantes se concentrarán en el sector financiero (10.000 millones para medidas inmediatas de recapitalización y 25.000 para otras ayudas a la banca).

22.500 millones de euros los aportará el FMI y una cantidad equivalente la aportará el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera, garantizado por el presupuesto comunitario. Otros 22.500 vendrán del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, garantizado por los países de la Eurozona, y de préstamos bilaterales del Reino Unido (3.800 millones), Suecia (600) y Dinamarca (400). Irlanda contribuye a su propio rescate con 17.500 millones liberados de su fondo de pensiones. A España le corresponde contribuir con 2.600 millones, según ha dicho la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, pero se tratará de avales y no de créditos como en el caso de Grecia (a quien España prestó 9.794 millones).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios