Grupo SOS abre una nueva etapa como Deóleo tras superar su "compleja situación financiera"

  • La compañía no cejará en exigir responsabilidades a los Salazar por su gestión de la empresa

El presidente de SOS Corporación Alimentaria, Mariano Pérez Claver, destacó ayer que el grupo "se enfrenta a una nueva realidad" que tiene como principal objetivo la expansión del negocio del aceite, una vez superada la "complejísima situación financiera" que ha atravesado la empresa durante casi dos años. "La compañía ha sobrevivido a un traumático proceso de estabilización financiera que nos ha obligado a reponer capitales, a simplificar las estructuras organizativas y a prescindir de algunas actividades, como el negocio del arroz, que en otra situación habríamos mantenido", dijo Pérez Claver durante su discurso ante la junta de accionistas de la sociedad.

El presidente de la multinacional alimentaria detalló la operación de venta del negocio del arroz a Ebro Foods, que, al incluir la marca SOS, obliga al grupo a cambiar su denominación social por Deóleo. Con esta desinversión, cerrada por 205 millones de euros, SOS vende todo el negocio del arroz, con excepción de las sociedades Arroz SOS Sevilla y SOS México; se desprende de instalaciones industriales en Valencia, Holanda y EEUU y salen del grupo 431 trabajadores.

Pérez Claver repasó las acciones emprendidas desde que en abril de 2009 se destituyera a los anteriores gestores, los hermanos Jesús y Jaime Salazar, por un supuesto desvío de más de 230 millones de euros. El presidente de la compañía aseguró que el consejo no cejará en el ejercicio de acciones legales para intentar reintegrar el patrimonio de la compañía y exigir responsabilidades. Según indicó, tras las operaciones atribuidas a los Salazar la compañía ha acometido un ajuste del valor patrimonial del grupo por 580 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios