La Junta defiende la continuidad del vuelo Málaga-Nueva York

  • El consejero de Turismo argumenta que las cifras de la ruta en Andalucía son buenas y remarca la importancia del mercado estadounidense para la región, que creció un 40%

Después de la temporada alta, la aerolínea responsable de la ruta Málaga-Nueva York se plantea dejar de ofrecer este servicio, lo que preocupa a las autoridades regionales que entienden la importancia del mercado extranjero y no ven motivos de peso para clausurar este vuelo.

Por eso, la Consejería de Turismo está haciendo "presión" a la compañía Delta Airlines para que no suprima finalmente esta ruta el próximo invierno.

El titular del departamento, Luciano Alonso, afirmó ayer que la Consejería trata de que se mantenga ese trayecto a partir de octubre dada la importancia del turismo norteamericano para la región, que se incrementó un 40% desde que comenzó a operar este enlace aéreo, hace ahora un año.

Alonso aseguró en rueda de prensa que la decisión de Delta no se debe a "un problema de pasajeros" en el caso de Málaga, puesto que se calcula que tan sólo quedan vacantes en torno a un 30% de las plazas de ida y vuelta en esta ruta, mientras que en la de Valencia, que se puso en marcha hace unos días, las plazas vacías se elevan al 54%.

"Les ha ido muy bien con Andalucía", aseveró el consejero de Turismo, quien admitió que para la comunidad resulta "muy importante" esta conexión aérea con EEUU.

Con esta ruta, inaugurada el 5 de junio de 2008, el aeropuerto malagueño recuperó una línea que en las décadas de los setenta y ochenta operaban diariamente Iberia y TWA y el vuelo semanal que Air Plus Comet mantuvo con Nueva York hasta 2004.

El mercado internacional está en la agenda de la Consejería, que ha realizado acciones por sus principales países emisores de viajeros, pero no sólo tienen en cuenta el mercado extranjero, de hecho, las estimaciones para este verano auguran que los españoles pasarán las vacaciones cerca de casa, lo que beneficiará a la región.

Andalucía puede afrontar "un buen verano para el sector, similar al de 2008, gracias a la respuesta del mercado nacional", explicó ayer Alonso, quien aseguró que los destinos andaluces están "preparados" para recibir a los turistas.

Ante un verano que "no puede estar exento de preocupación", la Consejería de Turismo ha diseñado una campaña de promoción que cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros con la intención de consolidar a la región como destino preferente en España y reforzar su imagen en el extranjero.

También hay turismo potencial en la propia comunidad, por eso el gobierno regional prevé acciones dirigidas a fomentar el movimiento interno ya que, según los datos aportados por Alonso, el 32% de los viajeros que recibió Andalucía durante el pasado año fueron andaluces.

El segmento de sol y playa resulta "clave" para Andalucía. Esta temporada el litoral de la comunidad recibirá una inversión de 10 millones de euros a través de incentivos a las entidades locales para cuidar las playas que constituyen un importante elemento de atracción para los turistas.

En este sentido, Alonso recordó las 70 banderas azules concedidas este año por el Gobierno a las playas de andaluzas, las cerca de 1.600 certificaciones de calidad con que cuentan los establecimientos del sector y la calidad de su planta hotelera.

Por lo tanto, la consejería juega con los tres mercados: el internacional, el nacional y el regional con la intención de hacer frente a una coyuntura económica que afecta uno de los sectores económicos más importantes para la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios