Mayor asesoramiento en las inspecciones comerciales

  • La planificación comercial para 2013 refuerza los mecanismos que garantizan el cumplimiento de la legislación vigente y las campañas divulgativas

Con la llegada del mes de diciembre y la proliferación de promociones, ofertas y descuentos especiales, la Inspección Comercial de la Junta de Andalucía incrementa la alerta respecto al cumplimiento de la normativa vigente en relación a este tipo de fórmulas de venta que tratan de atraer a los consumidores. Estas actuaciones de control se encuentran recogidas en el Plan de Inspección Comercial que cada año elabora la Consejería de Turismo y Comercio, y en el cual se otorga una especial importancia a las campañas relativas al control de las ventas promocionales.

"Dentro de las actuaciones para esta campaña, se reforzarán la información y el asesoramiento a los comerciantes, dada la actual modificación legislativa que se ha acometido en materia de Comercio", aclara Mari Carmen Cantero, directora general de Comercio.

La planificación comercial para el año 2013, se ha visto condicionada por la entrada en vigor del Real Decreto-ley 20/2012, de 13 de julio, de medidas para garantizar la estabilidad presupuestaria y de fomento de la competitividad, el cual establece una serie de medidas en relación con las promociones de ventas con el objeto de liberalizar el ejercicio de la actividad comercial, y que se han traducido, entre otras, en suprimir los periodos obligatorios en que los comerciantes debían realizar las ventas en rebajas (del 7 de enero al 7 de marzo, y del 1 de julio al 31 de agosto).

Ahora bien, esta libertad que se otorga a cada comerciante para decidir libremente los periodos para realizar las ventas en rebajas, no supone que puedan hacerse de cualquier forma.

La Ley Andaluza establece una serie de requisitos, como la necesidad de haya existencias suficientes de los productos ofertados, el periodo anterior que deben estar los productos en el establecimiento, la información de los precios o la separación de productos rebajados o la indicación del periodo en concreto de realización de ese tipo de ventas. Y todo ello para evitar un menoscabo en los derechos y garantías de las personas consumidoras, y no provoque una incertidumbre e inseguridad que llevara a una menor calidad y competitividad en el sector comercial.

El futuro Plan de Inspección Comercial incidirá por tanto en informar al sector y en velar por el cumplimiento de todos esos requisitos respecto a las ventas promocionales, pero abarcará también otros aspectos a lo largo de su periodo de vigencia, la cual es anual.

De este modo, además de proseguir con actuaciones iniciadas en el anterior Plan respecto al control de horarios comerciales o ventas a pérdida, se introduce también la vigilancia respecto de las denominadas ferias de stock, aquellas de carácter multisectorial promovidas por comerciantes con establecimiento fijo o por sus estructuras asociativas y celebradas fuera de sus respectivos establecimientos comerciales.

Se trata de un nuevo fenómeno que se inserta en nuestra tradicional estructura comercial, y cuya práctica parece extenderse debido a la actual situación económica que atraviesa el comercio y la economía, pero que genera muchas dudas e inseguridad por parte del sector comercial como de las propias asociaciones de defensa de las personas consumidoras y usuarias.

Esta situación ha supuesto que por la Consejería de Turismo y Comercio se esté tramitando la regulación de este tipo de eventos, estableciendo una serie de requisitos que habrán de ser respetados por las entidades organizadores así como por las propias personas participantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios