Toxo: "Convocar la huelga general es una gran putada"

  • CCOO y UGT advierten de los efectos económicos y sociales de la huelga tras registrarla en Trabajo. Méndez piensa que es la huelga más "necesaria y justificada de la historia".

Comentarios 101

Los sindicatos mayoritarios han registrado en el Ministerio de Trabajo la convocatoria de huelga general del próximo 29 de septiembre, a su juicio, la más justificada de la democracia, y han advertido de que puede tener efectos económicos y sociales. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha admitido que convocar una huelga general supone una "gran putada", que no hace más que constatar el "fracaso" del diálogo social para impulsar la economía, mientras que el secretario general de UGT, Cándido Méndez, ha insistido en que "a lo largo de la historia de las huelgas generales, ésta está más que justificada" y "es muy necesaria" ya que "en pocas ocasiones" se ha producido un "paquete" de razones tan amplio para convocar un paro de esta naturaleza. Por su parte, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha llamado a "recuperar el diálogo con los sindicatos" porque el Gobierno quiere seguir trabajando con ellos para crear empleo que, según ha insistido, es su "primera y principal ocupación".

En una comparecencia conjunta a las puertas del departamento que aún dirige Celestino Corbacho, los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, calentaron motores y explicaron los puntos principales del documento de 10 páginas con el que ha quedado registrada la quinta huelga general de 24 horas de la Democracia.

El primero en intervenir fue el líder de CCOO, quien aseguró que si cuando se anunció la convocatoria "ya había motivos suficientes", en estos momentos hay "razones renovadas" tras el "despropósito" que, en su opinión, ha supuesto la "tramitación apresurada de la reforma laboral". Así, "frente a los que quieren trasladar que la huelga general ya no cobra sentido porque la reforma laboral ya estará aprobada", Toxo recordó que todas los paros de este tipo realizados hasta la fecha "tenía un sentido y han tenido efectos en términos económicos y sociales", en especial la de 2002, que obligó al Gobierno a dar marcha atrás con el decretazo.

Asimismo, Toxo ha admitido que convocar una huelga general supone una "gran putada", que no hace más que constatar el "fracaso" del diálogo social para impulsar la economía. En declaraciones a Punto Radio, el sindicalista dijo no estar extrañado por los gritos en la fiesta de Rodiezmo sugiriendo a su homólogo de UGT a no materializar la huelga del 29-S, y consideró que "lo extraño" sería que la ciudadanía aplaudiese la convocatoria de un paro de estas características.  

"A veces no queda más remedio (que ir a la huelga general)", defendió aún así el líder sindical, que insistió en calificar la reforma laboral aprobada por decreto de "las más regresivas de la democracia". Según Toxo los datos hablan por sí solos y las cifras de paro y afiliación de los últimos dos meses reflejan que la reforma laboral no crea empleo y sólo está ayudando a "impulsar con renovados bríos" el uso de los contratos temporales. 

"Entre el déficit y el empleo,  nos quedamos con el empleo"

Por su parte, el secretario general de UGT, Cándido Méndez, declaró que "a lo largo de la historia de las huelgas generales, ésta está más que justificada". Asimismo, aseguró que "en pocas ocasiones" se ha producido un "paquete" de razones tan amplio para convocar un paro de esta naturaleza. "Es una huelga muy necesaria", añadió.

Méndez consideró que los recortes suponen "sacrificios injustos" y una "desdicha económica", mientras que Toxo aseguró que suponen una "senda contraria" a la tomada por otros países, como EEUU., que aportará 39.000 millones de euros para invertir en infraestructuras. Por ello, apostó por movilizar los recursos públicos, "escasos, pero disponibles", al servicio del empleo. "Entre déficit y empleo, nosotros nos quedamos con el empleo", apostilló.

Una vez presentado el documento principal en el Ministerio de Trabajo, los sindicatos realizarán otras 70 convocatorias ante la Presidencia del Gobierno, la vicepresidencia de Administraciones Públicas, la CEOE, Cepyme o las comunidades autónomas.

Los sindicatos han organizado para el próximo jueves, día 9 de septiembre, un acto masivo que, según sus previsiones, concentrará a más de 15.000 personas en el Palacio de Vistalegre de Madrid, coincidiendo con la aprobación en el Congreso de la reforma laboral. Según Toxo, este acto servirá para dar el impulso definitivo a la convocatoria de huelga general.

De la Vega llama a la recuperación del diálogo con los sindicatos

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha llamado a "recuperar el diálogo con los sindicatos", a pesar de la huelga general que estos han convocado para el día 29, porque "son y seguirán siendo interlocutores de primer orden" y el Gobierno quiere seguir trabajando con ellos para crear empleo que, según ha insistido, es su "primera y principal ocupación".

En este sentido, se ha esforzado además en negar que el Gobierno socialista haya "renunciado" a sus "señas de identidad" y ha defendido que es Ejecutivo que ha hecho más esfuerzos de protección social, "con crisis, sin crisis y pese a la crisis".  

Así, ha replicado que lo que hace el Gobierno es "encarar los problemas de frente mientras otros se ponen de perfil" y ha reiterado que el Ejecutivo asumirá "toda la responsabilidad" y soportará "cualquier carga para sacar a España de la crisis y asegurar a todos un futuro mejor".

Así, ha incidido en que el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero sigue siendo "reformista por convicción" y ha enumerado varias de las reformas que pasarán por el Congreso hasta diciembre, empezando por la reforma laboral que se vota esta misma semana y que, según el Gobierno, servirá para "crear más empleo y más estable".

Por todo ello, De la Vega ha remarcado ante los parlamentarios socialistas que el Gobierno ha sabido responder "en tiempo y forma" a los problemas que ha ido planteando la crisis económica mientras que el PP no ha hecho más que una cosa en lo que va de año -y ha hecho un repaso pormenorizado mes a mes-: pedir elecciones. "Para el PP todos los mandamientos se resumen en uno: pensarás en ti mismo sobre todas las cosas y en que el Gobierno adelante las elecciones", ha insistido. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios