Un joven andaluz debería ganar 3.000 euros al mes para comprarse una casa

  • Las provincias en las que se dan los mayores índices de inaccesibilidad a la vivienda son Málaga y Cádiz.

Los jóvenes andaluces deberían cobrar casi 3.000 euros (2.999,30) para poder comprar una vivienda libre, un 171 por ciento más de lo que ganan actualmente, según los datos del último Observatorio Joven de Vivienda correspondiente al cuarto trimestre de 2008 elaborado por el Consejo de la Juventud de España.

El salario medio anual de los jóvenes andaluces es de 13.280,60 euros pero para poder acceder a una vivienda tendrían que cobrar 35.991 euros al año mientras que en el conjunto de España el salario anual debería ser de 41.742 (3.478,56 euros al mes), un 186 por ciento más al mes.

Según el informe, los ingresos mínimos necesarios para adquirir un inmueble cada vez se alejan más del poder adquisitivo real de los jóvenes. La diferencia es mayor en el País Vasco (258,50 por ciento), Islas Baleares (255,72 por ciento), Madrid (236,86 por ciento) y Cataluña (222,20 por ciento) mientras que Extremadura es, con un 71,90 por ciento, la región con una mayor accesibilidad.

Por provincias, los mayores índices de inaccesibilidad se dan en Málaga (230 por ciento) y en Cádiz (196,53 por ciento), donde los jóvenes deberían cobrar 3.791 y 3.301 euros respectivamente para poder comprar una vivienda; mientras que Jaén, con un 91,96 por ciento y un sueldo mensual de 1.850, es la provincia en la que los jóvenes pueden acceder a una casa con más facilidad.

En cuanto a superficie, el informe asegura que si un joven andaluz pudiera adquirir una vivienda libre sin endeudarse por encima del 30 por ciento de su renta, esta vivienda no podría pasar de los 36,9 metros cuadrados construidos, aunque al hablar de alquiler llegaría a los 42,7 metros cuadrados.

El observatorio también pone de manifiesto que el año 2008 cerró con un incremento de personas jóvenes emancipadas, ya que más de 930.000 personas de entre 18 y 34 años lograron abandonar su hogar de origen, lo que supone el 43,7 por ciento del total de jóvenes, un 0,76 por ciento más que el año anterior.

Por todo, el Consejo de la Juventud reivindicó la puesta en marcha inmediata de políticas que hagan posible el derecho que tienen los jóvenes para emanciparse y propuso promocionar planes de emancipación juvenil, crear institutos públicos de vivienda para que gestiones ayudas, proporcionar un número suficiente de viviendas asequibles, garantizar un cupo de viviendas para jóvenes o establecer un porcentaje obligatorio de reserva de VPO, entre otras cosas.

Según el vicepresidente del Consejo de la Juventud, José Luis Arroyo, las administraciones públicas tienen que coordinarse para favorecer el acceso de los jóvenes a la vivienda en España y fomentar la política del alquiler como alternativa real a la compra.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios