La confianza de los consumidores mejora cuatro puntos en agosto

  • Abandona el mínino histórico registrado en julio, al aumentar las expectativas para los próximos seis meses.

Comentarios 1

La confianza de los consumidores ha subido cuatro puntos en agosto tras haber caído en julio a su nivel más bajo, por la mejora de la valoración de la situación actual, así como de las expectativas para los próximos seis meses. No obstante, en comparación con el dato del mismo mes de 2011, la confianza ha disminuido 19,6 puntos hasta 41,6, y sigue representando una de las valoraciones más bajas de toda la serie histórica, según el Indicador de Confianza del Consumidor (ICC), difundido hoy por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

El 59,3 % de los encuestados por el CIS considera que su situación económica o la de su familia es peor que hace seis meses, y al 62,8 % le llega justo o le resulta difícil acabar el mes y tiene que echar mano de sus ahorros. Los tres componentes del ICC: la situación económica de España, la del hogar y la de empleo, han registrado ligeras subidas respecto a julio, pero se mantienen en mínimos de la serie histórica.

Por su parte, el índice de valoración de la situación actual se ha situado en el 27,3, un aumento de 3 puntos respecto a julio y una caída superior a 21 frente a agosto de 2011. En cuanto al índice de expectativas, ha aumentado 5,1 puntos hasta 55,9 respecto a julio, aunque ha perdido 42 puntos respecto al mismo mes del año pasado. Tanto el ICC como los indicadores de situación actual y expectativas pueden tomar valores que oscilan entre 0 y 200, siendo 100 el límite entre una percepción positiva y negativa. Para el 80,5% la situación de su familia dentro de seis meses será igual o peor.

Así, el 87% afirma que no ha adquirido ningún mueble para el hogar en los últimos seis meses, el 76% no ha comprado electrodomésticos, ni grande ni pequeño, y el 94,3 % tampoco ha adquirido un automóvil o moto. Para el 72% que cree que su situación ha ido a peor lo achaca al alza de los precios o la disminución del ingreso familiar, o porque algún miembro del hogar está o se quedará en paro (24,1 %), mientras que para el 18 % se debe a la política económica.

El 25,1% conoce a una o dos personas de su entorno en el paro o que busca trabajo frente al 21,6% que no tiene ninguna, cifras que no han variado respecto a hace seis meses, según el 63,7% de los entrevistados. Además, el 83,8% opina que la situación para encontrar o mejorar su puesto de trabajo ha empeorado.

En definitiva, el 84,7% cree que la situación económica ha empeorado; el 64,3 % que será más difícil encontrar empleo en los próximos seis meses y el 90,7% que sus posibilidades de adquirir coches, muebles, electrodomésticos u ordenadores, entre otros, serán iguales o peores. El 91,8% cree que su probabilidad de ahorro será igual o menor durante el próximo año respecto a este.

Para el 80,5 % la situación familiar dentro de seis meses será igual o peor, especialmente por la política económica (31,2 %) porque algún miembro está o se quedará en paro (23,4 %), por la subida de precios (22 %) y por la disminución de ingresos (21,2 %). En cuanto a la vivienda, el 88,7 % de los encuestados cree que el precio bajará o se mantendrá durante el próximo año y el 96,9 % dice que no tiene planes de comprar una.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios