Los consumidores españoles empiezan a recuperar la confianza

  • Por tercer mes consecutivo, los ciudadanos son más optimistas en su percepción sobre la situación económica actual.

Comentarios 2

La confianza de los consumidores en España aumentó en mayo por tercer mes consecutivo debido a la mejora sobre las expectativas de futuro, pero también, y en mayor medida, a que los ciudadanos son más optimistas en su percepción sobre la situación económica actual.

El indicador de confianza del consumidor que elabora el Instituto de Crédito Oficial (ICO) se situó así en el mes de mayo en 63,8 puntos, 1,9 por encima del de abril.

El indicador de expectativas, que muestra la percepción que los ciudadanos tienen sobre el futuro, se situó en 92,9 puntos, siete décimas por encima del de abril, mientras que el de situación actual mejoró en mayor medida, al aumentar tres puntos, hasta los 34,7.

La confianza de los consumidores de mayo presenta notables mejorías con respecto a periodos anteriores, y según señaló en rueda de prensa el presidente del ICO, Aurelio Martínez, consolida una tendencia iniciada en julio de 2008, y es que este índice "anticipa qué es lo que le va a ocurrir al ciclo económico".

Así, señaló que esta mayor confianza denota también una mejora en la evolución del Producto Interior Bruto, que aunque seguirá cayendo lo hará en menor medida, entre un 1,3 y un 1,5 por ciento en tasa intertrimestral en el segundo trimestre, según sus cálculos -en el primer trimestre retrocedió el 1,9 por ciento-.

Además, en términos interanuales la confianza de los consumidores mejora por primera vez desde que se inició la crisis financiera en verano de 2007, ya que en mayo el indicador ha sido 7,4 puntos superior al del mismo mes del año anterior, empujado por las expectativas, que mejoran en 22,3 puntos, aunque la percepción actual baja en siete puntos con la de un año antes.

Los ciudadanos encuestados valoran mejor la situación económica actual por tercer mes consecutivo y destaca la percepción que tienen de su economía familiar, que aumentó en dos puntos y que, por primera vez desde febrero de 2008, supera los cien puntos, lo que significa que hay más optimistas que pesimistas sobre su situación en casa.

También mejoró la percepción actual que los consumidores tienen sobre el empleo, que fue 4,6 puntos mayor, y sobre la economía española, 2,5 puntos más alta.

En cuanto a las expectativas, mejoran en 1,2 puntos las que los consumidores tienen sobre la economía española y en un punto las familiares, mientras que el único componente que empeoró en mayo fue el de expectativas sobre el empleo, que disminuyó una décima.

Los consumidores, por otra parte, siguen siendo optimistas respecto a la evolución de los tipos de interés y de la inflación, aunque en mayo tuvieron peores perspectivas sobre sus posibilidades de ahorro y de consumir bienes duraderos.

El ICO elabora el Indicador de Confianza a partir de una encuesta a 1.000 ciudadanos, a los que se les pide valorar como "mejor" o "peor" la situación de su economía familiar, la economía española y el empleo respecto a la que existía seis meses antes, así como sus expectativas para los próximos seis meses sobre estas tres mismas cuestiones.

El indicador se calcula como media aritmética de los balances de situación actual y expectativas, cuyos valores oscilarán entre 0 y 200 puntos.

Esto supone que si el indicador está por encima de 100 puntos la percepción es favorable y optimista, y por debajo de 100 es negativa o pesimista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios