El gigante asiático amenaza a España

  • Deloitte indica que China superará a España y EEUU como receptor mundial a final de año, siendo segunda tras Francia · La OMT admite que el destino nacional podría verse en cuarto lugar

El gigante asiático hace tiempo que se desperezó. La expansión de China es una realidad y todos los sectores financieros observan con atención el crecimiento de un mercado que integran más de 1.300 personas y potenciales clientes. El turismo, cómo no, no es ajeno a esta circunstancia, pues China aparece como un destino al alza, así lo ratifican diversos estudios. Como el Hospitality 2015 elaborado por Deloitte, que afirma que China superará a España y a Estados Unidos como destino turístico preferido a nivel mundial para finales de este mismo año 2010, lo que le situaría en la segunda posición del ranking internacional, tras Francia. Asimismo, la Organización Mundial del Turismo (OMT) admite la posibilidad de que el país oriental desplace a España al cuarto lugar.

La consultora, que ha elaborado este estudio en colaboración con los líderes de las principales cadenas hoteleras mundiales, alaba la industria hotelera española pese a la caída en el plano receptor. Respecto a su futuro, el representante de Hostelería y Turismo de Deloitte, Alex Kiriakidis, señaló que España "ha hecho los deberes" en cuanto a la potencialización de las marcas hoteleras nacionales, a la vez que ha aplicado correctamente la sostenibilidad en el sector turístico.

Además, señaló que España "tiene experiencia" en el turismo de sol y playa, y este segmento seguirá siendo uno de los más demandados en los próximos años. Por otra parte, resaltó que el país es "rico" en recursos culturales, lo que supone otro factor de potencialización del turismo español.

Kiriakidis apostó por el desarrollo tecnológico para mejorar la innovación en el ámbito turístico y explicó la importancia de atribuir a los programas de fidelización un aspecto "de valor" de las empresas hoteleras.

En ese sentido, el estudio concluye que para el año 2015 se prevé que se produzca un desarrollo tecnológico en las compañías hoteleras internacionales que motiven estancias más cómodas para los huéspedes. Como ejemplo, el estudio propone la creación de relojes de alarma que despierten al turista sin ruido, sino a través del aumento de la luz en la habitación, entre otras medidas.

El informe de Deloitte intenta prever la evolución del sector a nivel mundial en años venideros. Kiriakidis destacó el papel de China e India como dominantes de los mercados emergentes, por lo que pronosticó que para 2015 ambos países tendrán un crecimiento del turismo "igual o mayor" que el Reino Unido, Francia o Japón. Asimismo, añadió que el surgimiento de los viajes turísticos nacionales en China y la India producirá a largo plazo un "mayor rendimiento" para las marcas internacionales.

En 2004, el 74% de las habitaciones para acogida de turistas en China no estaban incluidas en ninguna marca hotelera, mientras que ese porcentaje se ha reducido considerablemente en 2010, descendiendo al 32%.

En ese sentido, el valor total de la industria del turismo chino se prevé que aumente en unos 52 millones de dólares (39 millones de euros) para alcanzar un valor total de 113 millones de dólares en 2015 (85,5 millones de euros).

Respecto al turismo en Brasil, cuya tasa de crecimiento anual se prevé en torno al 5%, el estudio concluye que las llegadas de turistas internacionales se ha "estancado" en los últimos 10 años en torno a los cinco millones de visitantes anuales, por lo que muchas ciudades sufren un "exceso" de oferta de hoteles de lujo.

Sin embargo, según un estudio encomendado por el Ministerio de Deportes brasileño, se augura que la celebración en 2014 del Mundial de Fútbol, de un mes de duración, inyectará a Brasil unos 81,9 millones de euros en la economía a lo largo de 10 años.

Mientras tanto, el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, reconoció ayer que España, tercer destino turístico mundial, podría perder este año un puesto en beneficio de China, actualmente cuarta. Espera, no obstante, que Francia siga líder, seguida por Estados Unidos. España ya perdió el segundo puesto en 2008.

La OMT, dependiente de la ONU, publicará en enero la clasificación oficial de los principales destinos turísticos del mundo. "China ha decidido hace unos años que el turismo tenía que ser un pilar de su economía y ha funcionado", subrayó Rifak en un encuentro con la prensa. En el año 2000, China recibía 8 millones de turistas extranjeros, seis veces menos que en 2009. "De aquí a 2020, China pasará a ser primer destino mundial", pero también "primer país de salida" de turistas que viajen al extranjero, vaticinó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios