El gobernador del Banco de Italia reclama apoyo público para el sector financiero del país

El gobernador del Banco de Italia, Ignazio Visco, indicó ayer que la banca italiana necesita un "respaldo público" que sea capaz de garantizar la estabilidad financiera en un escenario "lleno de riesgos", tras la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea en el referéndum del pasado 23 de junio.

Visco se pronunció así durante su intervención en la asamblea anual de la Asociación Bancaria Italiana, donde advirtió de que la aversión al riesgo tras el Brexit ha impactado directamente sobre la cotización de las entidades bancarias italianas, cuya caída en Bolsa ha sido del 29%, frente al retroceso del 21% de la banca europea. "La situación actual, llena de riesgos para la estabilidad financiera, requiere la predisposición de un respaldo público que se active en caso de necesidad", señaló el gobernador italiano, que añade que este respaldo "respeta" las normas comunitarias.

La solicitud de Visco, quien también forma parte del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE), llega horas después de que el vicepresidente del supervisor bancario de la zona del euro, Vítor Constâncio, solicitase este jueves en Madrid una "pequeña ayuda pública" para corregir algunos fallos del mercado tras el resultado del referéndum británico. Así, se especula con que el Gobierno italiano, que notificó la semana pasada a la Comisión Europea (CE) su intención de garantizar la deuda bancaria de nueva emisión, pueda realizar una inyección de hasta 40.000 millones de euros en el sector financiero con el objetivo de garantizar su solvencia ante el elevado nivel de créditos improductivos, cuyo volumen es de 360.000 millones de euros. "El problema de los créditos dudosos de la banca italiana es grave, pero puede gestionarse", señaló Visco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios