Comienza el tranquilo regreso a Jerez

  • La hermandad dejó ayer el Rocío a primera hora de la mañana para cumplir con la misión de traer el Simpecado a la ciudad

Comentarios 3

Comenzó el regreso para la hermandad, cuya entrada en Jerez se producirá mañana jueves por la tarde. Ayer se pisó de nuevo las arenas de Doñana en lo que fue el primer día de camino que trae al Simpecado, tras los días vividos en la aldea en lo que ya es uno de los rocíos más singulares de la historia por el accidente que provocó la prematura recogida de la Virgen en su basílica y todo lo que siguió. La vuelta, como es habitual y más en los últimos años, se hace casi en familia con una notable disminución de participantes. Salvando las catorce carretas y la del Simpecado, los vehículos de tracción mecánica apenas superan las cincuenta unidades. Es lo normal y al mismo tiempo deseado por los que tras los días dejados atrás de bullicio, quieren un regreso tranquilo, que suele propiciar una mayor convivencia. La caravana se puso en marcha sobre las nueve de la mañana para iniciar el camino pasando por delante de la ermita para despedirse de la Virgen.

El martes amaneció despejado, con un sol radiante y con algo de viento que llegaba del mar, que apaciguó la alta temperatura. Seguidamente se entró en Doñana por Maracorro quedando por delante la Raya con una primera parada en el pilón para abrevar y descansar a los caballos, además de esperar a la hermandad de Cádiz, que entró después de Jerez, para juntas rezar el Ángelus. Con las dos carretas unidas y la gente de ambas hermandades reunidas en torno a las mismas, se cantaron sevillanas y se rezó la Salve en un encuentro que todos los años une a ambas corporaciones rocieras, un bonito gesto de convivencia que viene a poner de manifiesto que en el Rocío no hay fronteras ni geográficas ni sociales.

Doñana en el regreso está 'ocupado' por la hermandad de Sanlúcar, que va la primera y que cruzará a su ciudad mañana, seguida por Cádiz. Jerez debería ir detrás pero le cede el paso para que los gaditanos puedan embarcar también mañana. Cerrando irá El Puerto y las restantes de la provincia. Las etapa de este primer día del regreso para Jerez tiene varios momentos. Primero dejar atrás la Raya, que no regala sobra alguna para el descanso. En Palacio se vuelven a abrevar a los animales ara avanzar algo más hasta alcanzar el Sopetón, donde se almorzó. Por la tarde se dio un último empujón para llegar al Cancelín donde se estableció la acampada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios