Alonso hizo de profeta en su tierra

l Fernando Alonso se sacó ayer la espina que tenía clavada en Valencia, un circuito donde nunca había podido subir al podio. Ayer ejerció por fin de profeta en su tierra con un segundo puesto que casi sabe a victoria dado el nivel que están mostrando esta temporada los intratables Red Bull. El piloto asturiano, en la imagen regando con la botella de champán al tenor Plácido Domingo, relegó a Hamilton con una buena salida y mantuvo una lucha encarnizada durante la mayor parte de la carrera con el australiano Mark Webber, que ejercía de escudero perfecto para Vettel. Primero le pasó en la pista y luego volvió a hacerlo en el cambio de ruedas para marcharse definitivamente y terminar con comodidad en la segunda plaza, entre el delirio de los miles de aficionados que esperaban ver a su ídolo subir al cajón de los victoriosos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios