Artur Mas en Madrid: "Necesitamos un Estado por la fatiga mutua con España"

  • El presidente de la Generalitat segura que la transición catalana ya está en marcha y no se puede negar. Reconoce que podría adelantar las elecciones si el pacto fiscal no avanza.

Comentarios 41

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha pedido en Madrid un Estado propio para Cataluña y ha asegurado que el proceso para la transición ya está en marcha y no se puede negar lo que es "un clamor en la calle". En un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum, Mas ha hecho estas declaraciones después de que el miercoles se comprometiera a construir "estructuras de Estado" para Cataluña, con la "soberanía fiscal" como primera estación del camino hacia la "plenitud nacional", tras la multitudinaria manifestación independentista del pasado martes en Barcelona.

Mas, que ha precisado que con sus planteamientos no se están "subiendo al monte de una manera improvisada" ha añadido que ha llegado el momento de entender que "Cataluña necesita el instrumento de un Estado". Tras asegurar que "el futuro de Europa es de los estados que representan naciones", Mas se ha preguntado si el conjunto de España "puede llegar a aceptar que Cataluña es una nación" porque si se parte de ahí "muchas cosas se pueden resolver", mientras que si se niega la evidencia no se resolverán. Por ello, ha advertido del peligro de "minimizar" lo que está ocurriendo, ya que, según ha dicho, se cometería un "grave error" si se pensara que se trata de una "fiebre al final del verano y que la temperatura va a bajar rápidamente". "El mandato de la población no se puede ignorar, al revés, hay que escucharlo y además encajarlo en el sentido de que lo peor que puede hacer un gobernante es cortar las alas de la ilusión de un pueblo. Lo dije y lo repito: Me identifico con el clamo popular", ha comentado Mas al referirse a la manifestación.

El presidente de la Generalitat ha precisado que Cataluña quiere resolver pacíficamente, democráticamente y de forma estrictamente europea el futuro y ha insistido en su apoyo al proyecto europeo porque no se han vuelto "locos" y al reclamar un instrumento de Estado lo piden dentro de un marco europeo. En este sentido, Mas también ha defendido el euro a pesar, ha dicho, de que para mantenerlo se estén aplicando "políticas duras y no agradecidas".

En referencia a la manifestación de hace dos días, Mas ha comentado que si "se minimiza" se cometerá otro gravísimo error, porque el millón y medio de ciudadanos que salió a la calle -ha añadido- no lo hizo para divertirse, sino para dar un mensaje de que así "no se puede continuar". Según Mas se puede salir a la calle por muchas razones, la primera por los recortes, pero en Cataluña "no fue por eso", ya que el sentimiento era el martes de que "por ese camino Cataluña no puede continuar" y "tiene que formular un proyecto propio". También ha asegurado que Cataluña está pidiendo la soberanía fiscal sin cortar las corrientes de solidaridad, aunque revisándolas, y ha precisado que tiene en mandato del Parlamento catalán de plantearlo en la reunión que mantendrá el próximo día 20 con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Mas ha ido desgranando las aportaciones hechas por Cataluña al Estado desde la Transición, ha comparado lo que está ocurriendo entre Cataluña y el resto de España con lo que está pasando entre Europa del Norte y Europa del Sur", en el sentido de que están cansadas la una de la otra.

Entre Cataluña y España se ha producido un sentimiento de fatiga mutua porque desde Cataluña "se ayuda todo lo que se puede, incluso más y no se la entiende", mientras que en España se tiene la sensación de que Cataluña "siempre pide y se queja". Ha explicado que es necesario revisar dicha solidaridad porque a pesar de haber transferido durante treinta años cantidades ingentes de recursos para determinados territorios, "no se han conseguido crear estructuras productivas suficientemente ágiles para asegurar menor dependencia de fuera".

Posible adelanto electoral

El presidente de la Generalitat ha asegurado que podría adelantar las elecciones autonómicas si "la situación fuera difícilmente gobernable" o si el pacto fiscal no avanzara o comprobara que "no tiene posibilidades". "Miren, no tengo previsto convocar elecciones en el corto plazo si no es estrictamente necesario. Lo que no puedo negar, en un acto de transparencia, es que no sea necesario", ha aseverado.

Tras recordar que su mandato finaliza en otoño de 2014, Mas ha reconocido que la situación actual es "tan excepcional" que los gobernantes no deben actuar ganando tiempo para mantener una posición más institucional y "cómoda". "Son tiempos en los que hay que jugársela", ha apostillado, aunque ha matizado que no debe hacerse "de una forma suicida" ni "provocar problemas por provocarlos". Ha insistido por tanto en que no es su intención adelantar los comicios, aunque no niega que "en algún momento, si la situación se hace difícilmente gobernable, si el tema del pacto fiscal no avanza o no tiene posibilidades, cualquier cosa que pudiera ocurrir que tenga enjundia suficiente..." podría convocarlas.

Mas ha respondido asimismo a una pregunta sobre si la ausencia en este acto del portavoz de CiU en el Congreso y presidente de UDC, Josep Antoni Duran Lleida, podría responder a un malestar en el seno de la coalición. "Me parece un tema absolutamente irrelevante", ha señalado Mas quien ha respondido que si Duran Lleida estuviera en contra de su posición no habría acudido a la manifestación del sábado, máxime cuando tuvo que hacerlo en silla de ruedas debido a la operación de menisco a la que se ha sometido recientemente. "Que hoy no esté aquí es tan prosaico como que está tumbado. No está KO, está tumbado", ha continuado el presidente catalán, quien ha explicado que los esfuerzos que el líder de UDC ha realizado en los últimos días han llevado a su médico a recomendarle reposo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios