España

Caamaño recuerda a los jueces que su independencia debe ir unida a su "responsabilidad"

  • El nuevo ministro de Justicia asegura en su toma de posesión que pretende continuar con el proyecto que eligieron los españoles sin olvidar el trabajo de sus predecesores.

Comentarios 28

Francisco Caamaño tomó posesión de su cargo ante los Reyes, arropado por cuatro miembros del Gobierno y apelando reiteradamente al "diálogo" durante el acto posterior a su jura. En su primera intervención como nuevo Ministro de Justicia, Caamaño señaló que su intención es dar "continuidad" al proyecto que votaron los españoles en las urnas, pero sin olvidar el trabajo de sus predecesores, en especial el de Mariano Fernández Bermejo.

Caamaño juró su cargo respaldado por la vicepresidenta del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega y los ministros Celestino Corbacho (Trabajo e Inmigración), Beatriz Corredor (Vivienda), Elena Espinosa (Medio Rural y Marino) y César Antonio Molina (Cultura). Anteriormente, en un multitudinario acto en la Zarzuela, también acudieron a apoyarle la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín; el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar; el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido; el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Antonio Alonso y una numerosa representación de miembros de la carrera judicial y fiscal.

Tras una mañana ajetreada, Caamaño pronunció sus primeras palabras ante los medios de comunicación con nuevo ministro de Justicia. En una rueda de prensa, Caamaño aclaró a los periodistas que la caza no entra en sus actividades habituales, aunque declinó referirse a la montería que precipitó la dimisión de su antecesor. De este modo, durante su primer discurso sólo quiso agradecer al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la confianza que le ha conferido y auguró que su intención es dar "continuidad" al proyecto respaldado por los españoles en las urnas. Así, señaló que los ciudadanos del siglo XXI necesitan una Justicia "ágil, transparente y responsable" y que en ello pondrá todo el empeño, sin olvidar la labor "intensa" de sus predecesores, en especial la desarrollada por Fernández Bermejo".

Caamaño se refirió a la mejora de medios humanos y materiales, a la reforma de los procedimientos judiciales y a la formación del personal al servicio de la Administración de la Justicia como los tres pilares sobre los que pivotará su proyecto, para cuya realización ofreció un diálogo "sincero y abierto" con todos los colectivos implicados en la mejora de la justicia. 

"Son más cosas las que nos unen que las que nos separan", sentenció el titular del Justicia en referencia a los jueces y magistrados, si bien en su discurso citó expresamente a todos los colectivos implicados en la modernización de la Justicia, desde los funcionarios, policía judicial y médicos forenses a los graduados sociales, abogados y procuradores, abogados del Estado, miembros de la Carrera Fiscal y notarios. También se refirió a los parlamentarios y a los responsables de Justicia en las comunidades autónomas con competencias en este ámbito, cuya labor calificó de "fundamental en un Estado descentralizado", y anunció que colaborará estrechamente con el Consejo General del Poder Judicial y con el Ministerio Fiscal.

Por su parte, el ex ministro Bermejo entregó la cartera a su sucesor tras dar las gracias al presidente Rodríguez Zapatero por haberle dado la oportunidad de ser ministro de Justicia y deseando mucha suerte a Caamaño, a quien ofreció toda su disposición "para que tome el testigo, se sienta acompañado y prosiga con el gran proyecto socialista". Finalmente, recordó al nuevo ministro que cuenta con un gran equipo que pone a su entera disposición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios