España pierde un cuartel de la OTAN y gana un centro de mando

  • La reestructuración de la Alianza por motivos económicos y operacionales afecta a Retamares, donde en estos momentos trabajan 400 militares de once países

La ministra española de Defensa, Carme Chacón, afirmó ayer que España sale reforzada con el nuevo Centro de Operaciones Aéreas de la OTAN que albergará en Torrejón (Madrid) en un futuro próximo por el salto cualitativo que supone la concesión.

Los ministros de Defensa de la Alianza acordaron en la noche del miércoles la nueva organización de la OTAN y la nueva estructura de mandos en la cual España ha perdido el cuartel general de Retamares (Madrid), pero a cambio ha logrado un Centro de Operaciones Aéreas Combinado Completo (CAOC) que se instalará en un plazo de entre 12 y 24 meses, explicó Chacón. "España sale con una postura muy ventajosa por el salto cualitativo que supone que un CAOC venga a Torrejón", afirmó.

Eso significa, agregó, tener una estructura permanente y dirección y responsabilidad en el tránsito aéreo de las operaciones en el sur de la Alianza. También implica avance tecnológico e inversiones con financiación común para España, sostuvo.

"La llegada del CAOC a España nos pone de nuevo en una posición muy ventajosa de la que España se siente muy satisfecha", enfatizó. "Es un buen día para nosotros y estamos contentos. Lo es para España y para la Alianza", añadió.

Los plazos para el cierre de Retamares y la apertura del CAOC en Torrejón se sitúan entre 12 y 18 meses o incluso 24, señaló.

En Retamares está el Mando del Componente Terrestre para el sur de Europa, en el que trabajan algo más de 400 personas.

Bajo el nuevo esquema los once cuarteles generales de la OTAN pasarán a ser siete, entre otros recortes que acordó acometer la Alianza. "Tras una larga y ardua negociación, los aliados acordamos la nueva organización de la Alianza y en particular la nueva estructura de mandos: España se siente satisfecha con el resultado", afirmó.

Dijo que el nuevo organigrama de la OTAN supone crear una Alianza "más ligera, más flexible y más eficaz, pero también económicamente más viable", ágil y más preparada para los retos del siglo XXI. "España hizo este esfuerzo con la Alianza de reducción de personal y de cuarteles generales", indicó Chacón.

Ubicado en la localidad de Pozuelo de Alarcón, el cuartel general de Retamares está preparado, organizado y equipado para desplegar y conducir operaciones de todo tipo, incluyendo la de participar como Mando de Componente Terrestre de una Fuerza Conjunta en operaciones de entidad mayor de un Cuerpo de Ejército y de hasta tres Cuerpos de Ejército (unos 180.000 soldados).

Liderado desde marzo de 2010 por el teniente general Alfredo Cardona Torres, en la actualidad trabajan en Retamares algo más 400 militares de once nacionalidades, de los que el 62% son de Tierra; el 16 % del Ejército del Aire y el restante 12% pertenecen a la Marina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios