Freixenet augura una "desbandada" si la situación no cambia el 21-D

Comentarios 1

El presidente de Freixenet y de la Cámara de Comercio de España, Josep Lluís Bonet, percibió ayer como "una mejora" en la situación de Cataluña la renuncia a la vía unilateral de las dos principales candidaturas independentistas, aunque auguró una "desbandada" de empresas si, tras las elecciones del 21-D, "se vuelve a las andadas".

Bonet, durante un acto de El Periódico, volvió a advertir que Freixenet no dudaría en trasladar su sede fuera de Cataluña en función del escenario político tras los comicios, y señaló que "entonces sí que sería una desbandada, un que el último apague la luz". Subrayó que el pasado octubre "ha sido malo", tanto para el comercio como para el turismo, pero que este noviembre "hay un poco de esperanza" ya que los números apuntan a un repunte de las ventas.

Báñez alerta de que el empleo se frenó un 70% en Cataluña respecto a 2016

A pocos días del inicio de la campaña electoral, aseguró que es optimista respecto a la situación política y, en este sentido, consideró "una mejora" que las candidaturas de JxCAT y de ERC trabajen en un programa en el que se renuncia a la vía unilateral para conseguir la independencia.

El empresario hizo un llamamiento a los ciudadanos a "reflexionar" y "hacer autocrítica" antes de decidir su voto y pidió que todos piensen "en el bien de los demás, en sus hijos y en sus nietos".

Asimismo, la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, alertó ayer en Lérida de que "el ritmo de creación de empleo que tenía Cataluña se frenó con respecto a octubre del año anterior en un 70%".

En esta línea, el BBVA alertó de que Cataluña registrará el menor crecimiento de España en 2018, ya que su PIB se elevará un 2,1%, siete décimas menos de lo que habría registrado en un escenario sin tensiones y por debajo del crecimiento español (+2,5%).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios