El Gobierno exige al PP respeto a los fiscales y que deje de "enmarañar"

  • Caamaño y De la Vega salen al paso de la posible ocultación de pruebas exculpatorias de Camps en el caso Gürtel · Rajoy insiste en la inocencia del presidente valenciano "mientras no se demuestre lo contrario"

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, defendió ayer el trabajo "profesional y objetivo" de los jueces y fiscales en España, ante las denuncias del PP sobre la supuesta ocultación de pruebas exculpatorias para el presidente valenciano, Francisco Camps, en la investigación del caso Gürtel.

Caamaño, que presidió ayer en Luxemburgo el último Consejo de Ministros de Justicia de la Unión Europea del semestre español, señaló que "el PP, cuando se ve acosado ante los tribunales, siempre tiende a cuestionar a los profesionales" de la Justicia. Según el ministro, el PP "ya lo hizo con los jueces y ahora lo está haciendo con los fiscales". Caamaño pidió que "se deje a la Justicia trabajar" y advirtió que "el tiempo pone a todos en su lugar".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirmó por su parte que el PP quiere anular la supuesta trama del caso Gürtel en un "intento descarado de salvar lo insalvable". El PP quiere "enmarañar y liarlo todo", hacer "mucho ruido y ocultar asuntos graves", insistió De la Vega en la habitual rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

La número dos del Ejecutivo de Zapatero pidió al PP que alborote menos, que no intente presionar en este tema y que demuestre "más responsabilidad" para dar ejemplo al resto de la ciudadanía.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, insistió ayer a su vez en un acto en Almería en que Camps es "inocente mientras no se demuestre lo contrario" y aseguró que respetará y acatará "siempre" las decisiones de los tribunales a pesar de que puede haber algunas que le gusten "más o menos".

El responsable de Justicia del PP, Federico Trillo, replicó a la vicepresidenta primera que él todavía está esperando explicaciones y responsabilidades por el caso de los papeles de Laos, que culminó con la captura de Luis Roldán.

No es la primera vez que el PP recurre a los llamados papeles de Laos, ya que el propio Trillo lo recordó en su momento para criticar al comisario general de la Policía Judicial, Juan Antonio González, por su supuesta participación en aquella jornada de cacería a la que también asistieron el ex ministro Mariano Fernández Bermejo y el juez Baltasar Garzón. Esa hipotética jornada cinegética tuvo lugar cuando comenzaba a conocerse la magnitud del caso Gürtel.

Trillo dijo entonces que González había utilizado su brigada para "poner la oreja en conversaciones ajenas" sobre dicho caso, integradas luego al sumario. Y añadió que el comisario fue "el artista que simuló la captura" del ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán en Laos.

Lo cierto es que el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ya ha recibido del Tribunal Supremo (TS) la sentencia que ordena reabrir la investigación judicial de la vertiente valenciana del caso Gürtel.

La Sala de lo Penal del TS acordó el pasado 12 de mayo, por unanimidad de sus cinco magistrados, devolver las actuaciones al magistrado instructor del TSJCV, José Flors, para que siga investigando a Camps, al ex secretario general del PPCV Ricardo Costa, al ex vicepresidente del Consell Víctor Campos y al ex jefe de gabinete de la Conselleria de Turismo Rafael Betoret.

El Supremo considera que los trajes y regalos que Camps aceptó supuestamente "de forma repetida" de la trama pueden constituir un delito de cohecho impropio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios