Mejora ligeramente la percepción que los ciudadanos tienen de la economía

  • Según el último barómetro del CIS el paro sigue siendo la principal preocupación de los ciudadanos a pesar de la mejora.

Comentarios 3

La percepción que los ciudadanos tienen de la situación económica ha mejorado ligeramente en el último barómetro del CIS, donde el paro sigue como la principal preocupación para el 79,5% de los ciudadanos, seguida de los problemas económicos, y con un repunte del terrorismo.

Si en el barómetro del mes de octubre el terrorismo figuraba en sexto puesto de la relación de problemas, con un 6,9 %, en el de noviembre, ha subido al quinto puesto, al ser citado por el 9,9 % de los entrevistados. El sondeo recoge que la situación económica es "mala" o "muy mala" para el 76,5%, porcentaje ligeramente mejor al del barómetro anterior (77,0 %), y de cara al futuro un 18,1 % cree que la coyuntura mejorará, seis décimas más que en octubre.

En cuanto al desempleo, era citado por el 81,1% en octubre y un mes después baja al 79,5 en tanto que los problemas económicos pasan del 47,8 al 47,9%. La preocupación por la clase política y los partidos se mantiene en tercer puesto, con un 18,2%, una décima más, y la inmigración ocupa el cuarto lugar, con el 14,7% (antes el 14%).

Sin embargo, al ser preguntados los ciudadanos por el problema que personalmente más les afecta, el paro sí que experimenta un alza en la estadística, porque en el anterior barómetro lo citaba el 41,5% y ahora es el 43,8.

También se ven más inquietos por los problemas económicos en lo personal, porque un mes antes el 38,2% reflejaba esta inquietud y ahora lo hace el 39,1%. Por otra parte, y coincidiendo con un debate público sobre la posibilidad de que Batasuna estuviera dando pasos para presentarse a las próximas elecciones, el terrorismo ha subido tres puntos en la estadística general de preocupaciones.

Aunque sigue por debajo del 10%, el repunte le coloca al nivel de hace siete meses (con un porcentaje del 9,2%). Mediante las 2.469 entrevistas, elaboradas entre el 3 y el 11 de noviembre, la encuesta del CIS constata que sólo el 2,4% de los españoles ve como "buena" o "muy buena" la situación económica general, que es regular para el 20,7% y "mala" o "muy mala" para el 76,5.

Dentro de un año, a la par que sube el número de optimistas (18,1%), se reduce la cifra de los que temen un empeoramiento, al pasar de 34,1% de octubre al 32,1 en noviembre. Como es habitual, el CIS ha pulsado la percepción ciudadana de la situación política, que una mayoría del 64,4% ve "mala" o "muy mala", exactamente el mismo porcentaje que en octubre.

Sólo la ve "buena" el 4,1% y nadie cree que sea "muy buena", ya que la estadística adjudica un cero a este apartado. Para el futuro, a un año vista, y con las elecciones autonómicas y municipales en perspectiva, sube el número de los que vaticinan una mejoría de la situación política. Si en el anterior barómetro sólo pensaba en esa posibilidad el 11,1%, ahora la cifra sube al 11,7%, mientras que del 27,2% que pensaba que la situación se deterioraría aun más, ahora el porcentaje baja al 21,7%.

El trabajo de campo de la encuesta ha coincidido con la visita del Papa Benedicto XVI a España, y en la habitual pregunta sobre creencias religiosas, se reduce el porcentaje de quienes se declaran católicos, que pasan del 73,0 al 70,8%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios