El Príncipe, recibido al grito de "los Borbones a los tiburones" en Madrid

  • Una treintena de personas con la bandera republicana lo llaman "criminal y delincuente" y lo abuchean en un acto en la universidad.

Comentarios 124

Un saludo y una sonrisa. Como si no hubiera pasado nada. Esa ha sido la cortés respuesta del Príncipe Don Felipe de Borbón a un reducido grupo de personas que, con la bandera republicana en la mano, le han recibido con insultos, abucheos y consignas a su llegada a un acto a la Universidad Autónoma de Madrid. El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, tampoco se ha librado del recibimiento y también ha tenido que escuchar, al igual que Su Alteza Real, cosas como "criminales" y "delincuentes"

Los hechos han ocurrido cuando el Príncipe Felipe y el ministro de Educación se dirigían a la Escuela Politécnica Superior de la Universidad Autónoma de Madrid para participar en la ceremonia de clausura del Encuentro Internacional de la Red Talloires. Construyendo una universidad comprometida más allá de la torre de marfil'

Pero el recibimiento al Príncipe por parte de la treintena de personas que aguardaba frente a la Escuela Politécnica no ha sido muy halagüeño. "Los Borbones a los tiburones", "Queremos un pisito como el del Principito", "Unos en Palacio y otros sin espacio", "mucho coche y muy poca vergüenza"... Ángel Gabilondo también ha tenido su particular ración de consignas de los manifestantes, que, con una pancarta en la que se podía leer "La educación no es mercancía. No a la UE2015, no más hipocresía", le han gritado "Fuera las empresas de la universidad", "Gabilondo, no te quieres enterar, no somos mercancía" o "Esta crisis no la pagamos".

Estas son algunas de las consignas, con abucheos incluidos, que se han podido escuchar, que, no obstante, se quedan en nada si se las compara con "criminales" y "delincuentes", insultos proferidos a grito limpio por los asistentes al heredero a la Corona y al ministro de Educación mientras se dirigían del coche a la Universidad. Ante los insultos y las consignas, el Príncipe Felipe, siempre correcto y educado, se ha limitado a sonreír y saludar a los manifestantes apostados a la entrada de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad Autónoma de Madrid. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios