Los Reyes inauguran el primer Instituto Cervantes en Sídney

  • Don Juan Carlos de Borbón afirmó que se consolida la voluntad de "estar cada vez más presente en Asia y el Pacífico".

El Rey aseguró que la inauguración del centro del Instituto Cervantes en Sídney "representa un elemento capital de la visita de Estado a Australia" y consolida la voluntad de "estar cada vez más presente en Asia y el Pacífico".

Los Reyes, acompañados de la ministra de Ciencia y Tecnología de España, Cristina Garmendia; del Fiscal General y titular de Relaciones Industriales del Estado de Nueva Gales del Sur, John Hatzistergos, y de la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, descubrieron una placa conmemorativa de esta inauguración, después de recorrer sus instalaciones.

El monarca indicó que esta nueva sede, la número 73, fortalece las relaciones entre España y Australia, "dos mundos alejados", cuya relación comenzó hace 400 años, y que mantiene intensos intercambios comerciales con "el aumento del número de empresas que cada uno de los dos países ha establecido en el otro".

Don Juan Carlos recordó que el español es la segunda lengua extranjera más enseñada en el mundo y la "tercera más usada en Internet, el mejor aliado para acercase a los millones de ciudadanos que viven en español al otro lado del Pacífico".

En Australia hay casi cien mil hispanohablantes, diecinueve universidades de este país ofrecen clases en español y el número de matrículas ha crecido un 52 por ciento, hasta superar las 5.500 anuales y era hasta ahora el único continente en el que no estaba el Instituto Cervantes.

Cristina Garmendia puntualizó que el Cervantes es un referente y que cada vez que se abre una nueva sede se refuerza la conexión de esos casi 500 millones de personas que hablan la lengua de Cervantes, de los que sólo un diez por ciento son españoles.

La ministra matizó que ahora, con las fronteras diluidas por Internet, es más mas difícil relacionarse en un idioma que no se conoce y que por eso, pertenecer a una comunidad lingüística como la del español es un activo para todo tipo de relaciones.

Hatzistergos recordó que este continente fue bautizado por Felipe II como Australia del Espíritu Santo, un año después de publicarse la segunda parte de Don Quijote (1615), y comentó que no hay ciudad importante del mundo que no tenga una sede de esta institución o la vaya a tener.

El representante del Gobierno australiano agradeció la presencia de los Reyes y homenajeó a Don Juan Carlos por ser el gran defensor de la democracia española.

Dijo también Hatzistergos que el español es un idioma mundial de concordia y tolerancia y un canal de comprensión entre culturas.

La directora del Cervantes, institución presente ya en 42 países, declaró que esta apertura se enmarca en el plan de expansión por Asia-Pacífico, en donde en los últimos años se abrieron sedes en ciudades tan lejanas de España como Pekín (que inauguraron los Príncipes de Asturias), Shangai o Tokio que contó con la presencia de los Reyes.

Caffarel, que mostró a los Reyes la Biblioteca del centro, que en la actualidad cuenta con 4.000 volúmenes pero que llegarán a 13.000, explicó que el edificio en el que se aloja el Instituto es de 1914 y está en las inmediaciones de las principales universidades de esta ciudad que cuenta con más de cuatro millones de habitantes.

La sede australiana, que comenzará la actividad docente el próximo mes de septiembre, dispone de 12 aulas y otra más multimedia, salón de actos y biblioteca, que se reparten en los 2.200 metros cuadrados de las cinco plantas del edificio y su director es Isidoro Castellanos, explicó Caffarel. Además del español, se enseñará catalán, euskera y gallego, si hay demanda, y organizará como las otras sedes del Cervantes distintas actividades culturales.

El Coro de Cámara de la ciudad de Sídney, dirigido por Paul Stanhope, cerró el acto con la interpretación de Memento y Baladilla de los tres ríos de Federico García Lorca. Con motivo de la inauguración, la cantante Sole Jiménez ofreceré el domingo en la Ópera de Sídney el concierto Dos Gardenias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios