El avión de Zapatero aborta su despegue en Togo por un fallo mecánico

  • El Hércules en el que viajan representantes de los medios de comunicación también tuvo que regresar.

Comentarios 13

El Falcon de la Fuerza Aérea Española, en el que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, debía regresar desde Togo a Madrid, tuvo que abortar su despegue después de que el piloto comprobara que el indicador de velocidad no se encendía.

Según han informado fuentes del Ejecutivo, al abortar el despegue, las dos ruedas del avión, se han desinflado por el calor excesivo, por lo que ahora Rodríguez Zapatero ha tenido que usar otro Falcon para regresar a España.

Ha empleado el avión en el que ha volado a Lomé el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, pero como la tripulación de este Falcon no estaba preparada, Zapatero ha llegado con retraso a España y ha demorado su comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Junto con el presidente del Gobierno viajaban también en el mismo avión el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Soraya Rodríguez, y la secretaria de Estado de Comunicación, Nieves Goicoechea.

Las fuentes del Gobierno han explicado que la causa posible del fallo en el indicador de velocidad ha podido ser una acumulación de insectos en uno de los conductos de la aeronave.

El Falcon no ha llegado a despegar, ya que el incidente ha tenido lugar mientras el avión cogía velocidad en la pista.

En un primer momento, la tripulación no se percató del problema con las ruedas del tren de aterrizaje y hubo un segundo intento de despegue que también tuvo que ser abortado.

Antes de este incidente, Presidencia del Gobierno se había puesto ya en contacto con el presidente del Congreso, José Bono, para retrasar la comparecencia de Zapatero en la Cámara Baja, donde debe explicar la última Cumbre Europea.

Esta comparecencia estaba prevista para las 09:00 horas de la mañana y se había pospuesto hasta las 12:00 del mediodía.

Problemas con el Hércules

El Hércules en el que viaja parte de la delegación oficial y también representantes de los medios de comunicación también tuvo que regresar a la capital de Togo, de donde había despegado, después de que un indicador de aceite de una de las hélices registrara un nivel anormalmente bajo.

El Hércules, un avión de carga, está acondicionado en esta ocasión para el transporte de los pasajeros, que fueron informados por la tripulación de la necesidad de regresar a Lomé una hora después del despegue.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios