Los partidos vascos no cierran ninguna puerta en la negociación de los pactos

  • Los socialistas apoyarán al PNV siempre y cuando los nacionalistas dejen las alcaldías de San Sebastián, Andoain y Rentería en manos del PSE · El PP pide un acuerdo de futuro sin exclusiones

Tras los encuentros mantenidos el jueves por el PNV con el PSE-EE y el PP, los tres grandes partidos vascos se han emplazado hasta la próxima semana para analizar las distintas propuestas y proseguir las conversaciones que, en todo caso, no se prolongarán más allá del 11 de junio, día en el que se constituyen los ayuntamientos.

Una delegación del partido dirigido por Íñigo Urkullu abrió una ronda con las formaciones vascas para analizar las posibilidades de acuerdos tras las elecciones municipales y forales del 22 de mayo.

Los dirigentes nacionalistas se entrevistaron por separado con PSE-EE, PP, Aralar y EB, y tienen previsto cerrar esta ronda el próximo lunes con Bildu. Una vez terminada, el mismo lunes sus resultados serán analizados por la Asamblea Nacional del PNV, por lo que este partido no ha querido hacer declaraciones sobre la misma. Tampoco han querido valorar sus respectivos encuentros los representantes de Aralar y Ezker Batua.

Sí que lo hicieron, en los pasillos de la Cámara vasca, el PSE-EE y el PP. Desde el PSE-EE, su secretario de Política y consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha insistido en que la voluntad de su formación es "lograr acuerdos que posibiliten el mantenimiento de los proyectos estratégicos en marcha y doten de estabilidad a las instituciones".

En todo caso, ha dejado claro que cualquier acuerdo con el PNV pasa por que este partido le apoye para que los socialistas mantengan las alcaldías en las localidades guipuzcoanas de San Sebastián, Andoain y Rentería, en las que la coalición abertzale Bildu fue la lista más votada en los pasados comicios.

A cambio, los socialistas darían su respaldo al PNV en las instituciones en las que este partido haya logrado un mayor número de votos.

Ares explicó que el PNV no ha respondido a su propuesta, a la espera del análisis de su Asamblea Nacional, pero precisó que no ha visto "una posición cerrada" a su "mano tendida", por lo que ha dicho que "hay posibilidad de acuerdos".

No obstante, el consejero de Interior del Gobierno vasco y mano derecha del lehendakari Patxi López quiso dejar claro que cualquier pacto debe cerrarse antes del día 11 de junio.

En cuanto a la Diputación alavesa, ha asegurado que su formación va a "respetar" la lista más votada, la del PP, pero matizó que eso no significa que vayan a votar a su candidato, Javier de Andrés, ya que esa decisión no está tomada.

Por su parte, el secretario general del PP vasco, Iñaki Oyarzábal, considera que no hay ninguna puerta cerrada para llegar a acuerdos con el PNV, aunque considera que este partido "todavía tiene que aclarar muchas cosas" en Guipúzcoa.

También con la fecha límite del 11 de junio, el PP ha trasladado al PNV "la necesidad de afrontar los próximos años con un gran acuerdo por el futuro y sin frentes contra nadie" y señala que los populares están dispuestos a poner sus votos a disposición de gobiernos estables en todas aquellas instituciones en las que no tengan la mayoríaabsoluta.

En Álava, donde el PP ha sido la lista más votada, los populares defienden su legitimidad para liderar la Diputación y el Ayuntamiento de Vitoria.

Además, Oyarzábal anunció que los populares van a poner en marcha su propia ronda de contactos con el PSE-EE, ronda que probablemente se llevará a cabo el próximo martes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios