El presidente español arremete contra el sirio, al que niega legitimidad

  • Rodríguez Zapatero se une con vehemencia a las voces europeas críticas con Asad

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró ayer que el gobernante sirio, Bashar al Asad, cuenta cada día con menos legitimidad para seguir en el poder debido a la continua represión de las protestas pacíficas.

Zapatero se refirió a la situación de Siria en la rueda de prensa al término del Consejo Europeo celebrado en Bruselas.

En línea con la postura adoptada por los líderes de los Veintisiete, Zapatero instó a Asad a acometer reformas políticas "decididas y necesarias" que lleven al país a una verdadera democracia.

"La represión de las protestas no hace otra cosa que quitarle y restarle legitimidad cada día al régimen" de Asad, manifestó Zapatero haciéndose eco de las conclusiones sobre Siria incluidas en la declaración final de la cumbre.

La UE ha comenzado a aplicar nuevas sanciones contra Damasco, que se extienden a varias empresas cercanas al régimen y a la prohibición de viajar a la UE a algunos familiares de Asad.

España, que ha mantenido una estrecha amistad con Siria en la última década, es uno de los países que se ha pronunciado de forma más crítica contra el régimen de Damasco desde que estallaron las revueltas a mediados del pasado mes de marzo.

La ministra española de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, aseguró hace dos semanas que Al Asad había "perdido su legitimidad" para seguir en el poder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios