Los soldados españoles repelen dos ataques de rebeldes afganos

  • El Ministerio de Defensa señala que no se produjeron víctimas ni daños materiales pero los acontecimientos reflejan que la situación se deteriora por momentos

Las tropas españolas desplegadas en Qala-i-Naw y en Herat repelieron el sábado dos ataques de la insurgencia, sin que se produjeran daños personales ni materiales, mientras desempeñaban misiones en apoyo de las Fuerzas de Seguridad afgana, según informó ayer el Ministerio de Defensa.

El primer ataque tuvo lugar a las 14:00 (hora local española), cuando una patrulla del Equipo de Reconstrucción Provincial (PRT) español de Qala-i-Naw, en misión de reconocimiento en la ruta que une esta localidad y Sang-Atesh, recibió fuego de fusilería y lanzagranadas RPG en las proximidades de Sang-Atesh.

Según señalan fuentes del Ministerio de Defensa, el ataque fue repelido de forma satisfactoria por las fuerzas españolas que fueron apoyadas por aviación de ISAF, la misión de la OTAN en el país, que no llegó a abrir fuego. Apuntan además que no hubo que lamentar daños, ni personales ni materiales, en ninguna de las partes.

El convoy se componía de 28 vehículos militares españoles, divididos en dos grupos (Ampurdán y Chacal), y 17 vehículos pertenecientes al ANA y al ANP acompañados por sus mentores de los Equipos de Enlace y Adiestramiento Operativo (OMLT) italianos.

El segundo ataque ocurrió a las 14:10 (hora local española) cuando una patrulla del Grupo Zamora, integrado en la Base de Apoyo Avanzado (FSB) de Herat, sufrió un ataque insurgente mediante fuego de fusilería y de lanzagranadas RPG mientras realizaba una misión de seguridad junto con fuerzas de la policía afgana -correspondiente al Plan de Defensa Integral- en Siahvashan, a 8 kilómetros al este de la Base de Herat.

Según afirma el Ministerio de Defensa, "la situación de las casas de la localidad, la insistencia de la insurgencia y una importante tormenta que se desencadenó en ese mismo momento, hizo que el ataque se prolongara algo más de cuatro horas".

Para repeler con éxito este ataque, las fuerzas españolas contaron con apoyo aéreo proporcionado por helicópteros de la clase Mangusta italianos. La acción finalizó a las 18:45 (hora local española), según Defensa, que indica que tampoco en esta ocasión se registraron daños.

Por otra parte, al menos cuatro civiles murieron y otros siete resultaron heridos al explotar una bomba en una plaza de la provincia de Helmand, en el convulso sur de Afganistán, informó el ministerio afgano del Interior. Dos de los fallecidos eran niños.

Entre tanto, cuatro soldados afganos murieron cuando "cientos de milicianos talibanes, en su mayor miembros de Al Qaeda y combatientes extranjeros", atacaron el viernes un puesto del Ejército en Ghazni Abad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios