Fórmula 1

Alonso, a por su tercer título mundial en una 'nueva' Fórmula 1

  • El llamado 'gran circo de las cuatro ruedas' afronta una temporada cargada de novedades en la que destacan el sistema kers y la vuelta de los neumáticos lisos

Comentarios 12

Tras el apasionante final de temporada del año pasado, en el que el Mundial se decidió a favor de Lewis Halmilton prácticamente en la última curva, el campeonato de 2009 viene marcado por el gran número de novedades que convertirán a la Fórmula 1 en una competición que casi en nada se parecerá a la de 2008. De hecho, se han acometido los cambios más radicales de los últimos años con la intención de aumentar su espectacularidad.

Por una parte, vuelven los 'slicks', los neumáticos lisos que dejaron de utilizarse precisamente tras el Gran Premio de Europa del año 1997, el último disputado en Jerez... Sí, aquel del 'toquecito' entre Schumacher y Villeneuve en la curva Dry Sack y que dejó al alemán sin título. Con estos neumáticos, que se dejaron de utilizar para aumentar la seguridad de los pilotos, se ganará en velocidad y en adherencia mecánica.

Pero este aumento en la adherencia vendrá acompañado de una restricción de la aerodinámica. Así, la FIA ha obligado a reducir los apéndices aerodinámicos de los coches, por lo que los alerones traseros y delanteros no tienen nada que ver con los vistos en 2008. Es más, ahora que en el mundo de la moda se ha vuelto a un gusto por lo antiguo, se puede decir que la estética de los coches será la de antaño, con alerones traseros más estrechos y altos y los delanteros más anchos. Al reducir esta carga aerodinámica, los adelantamientos, sobre todo en las rectas, serán más comunes, ya que los pilotos podrán coger el rebufo del contrario, algo impensable hasta ahora debido a las turbulencias tan grandes que se formaban en el momento en el que un coche se pegaba a otro.

Una de las medidas nuevas más polémicas es la eliminación de las mantas térmicas de los neumáticos, sobre todo teniendo en cuenta que los 'slicks' necesitan más tiempo para tomar su temperatura óptima de entre 80 y 100 grados, por lo que los pilotos, una vez salgan del pit lane, necesitarán dar unas dos vueltas para volver a calentarlos. Los pilotos consideran esta medida como insegura. De hecho, el ya retirado David Coulthard recordó que la muerte de Senna pudo deberse a que en el momento de su trágico accidente los neumáticos de su vehículo estaban demasiado fríos.

Pero la novedad más destacada es la introducción del sistema 'kers', un sistema de recuperación de energía cinética durante las frenadas y que servirá para que el piloto pueda, durante unos pocos segundos, usarlo a su favor durante los adelantamientos o a la hora de salir de una curva lenta. Con este sistema se pondrá a prueba la pericia de los pilotos ya que podrán emplearlo en el momento en el que ellos lo vean oportuno.

Por otra parte, la FIA, en su intento por reducir costes, obliga a los equipos a construir motores que duren tres carreras en lugar de dos (ocho por piloto y temporada) además de proponer que en 2010 los presupuestos de las escuderías no sobrepasen los 50 millones de euros y se incrementen más partes comunes del coche (motores, ruedas, frenos y suspensiones) además de seguir trabajando en sistemas de recuperación de energía.

De esta manera se afronta una temporada en la que Fernando Alonso, tras su gran pretemporada, aspira a conseguir su tercer título de campeón del mundo como así ha reconocido sin tapujos. De momento su R29 ha dado muestras de solidez y además está muy satisfecho con el desarrollo del sistema Kers llevado a cabo por Renault. Su máximo rival debería ser Lewis Hamilton, actual campeón del Mundo, pero si miramos los numerosos problemas de McLaren durante la pretemporada y si hacemos caso al jefe deportivo de la escudería ("pasaremos por un duro primer tercio de la temporada"), habría que dudar de que el británico pueda revalidar el título si no supieramos el gran talento que tiene.

¿Ferrari es, por tanto, el rival más serio que tiene hoy por hoy Renault? Desde luego, Ferrari siempre es Ferrari, y aunque a lo largo de la pretemporada han tenido problemas con el Kers, Raikkonen reconoce sentirse más a gusto con el coche de este año que con el de la temporada pasada. Así y todo, conociendo lo irregular que es el finlandés, quizás el rival más serio de Alonso sea Felipe Massa, que ya estuvo el año pasado a punto de dar la sorpresa.

Pero para sorpresa, sin duda, la del nuevo equipo Brawn GP, sucesora de Honda y que el ex director de esta escudería, Ross Brawn, se encargó de comprar. Con Barrichello y Button como pilotos y tras la polémica sobre la supuesta irregularidad de sus difusores que, finalmente quedó en nada, los Brawn pueden ser uno de los rivales a batir si miramos sus números durante su corta pretemporada.

Sin dejar de lado a otras escuderías como BMW, Toyota o Williams, comienza un Mundial que se espera muy disputado y lleno de emociones y que por cambiar, cambia hasta de cadena. Recuerden, Lobato este año retransmite desde La Sexta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios