Gp de europa

Vettel quiere más: "Debemos mantener el hambre"

  • El alemán gana su sexta carrera de la temporada y, aunque se empeña en mantener la cabeza fría, acaricia ya su segundo título mundial.

Comentarios 3

El alemán Sebastian Vettel se esfuerza por mantener la calma, pero tras ganar en el Gran Premio de Europa admitió que puede empezar ya a hacer cálculos para ser de nuevo campeón del mundo de Fórmula 1. Vettel levantó en Valencia por sexta vez en ocho carreras el dedo índice de su mano derecha, signo con el que celebra los triunfos, la imagen que ilustra el campeonato del mundo de 2011.

"Desde fuera pudo parecer una carrera aburrida, pero disfrutas mucho cuando se trata de ti y de tu coche", dijo el sonriente alemán, que con 23 años sigue batiendo marcas. Con 16 ya superó el número de triunfos del británico Lewis Hamilton, otrora niño prodigio. Sólo el español Fernando Alonso, doble campeón mundial, y su compatriota e ídolo Michael Schumacher, heptacampeón, tienen más victorias que él entre los pilotos de la actual parrilla.

Lleva nueve podios seguidos. Alonso consiguió hasta 15 y Schumacher ostenta el récord con 19. Quedan aún 11 Grandes Premios para acabar el año. El alemán se favorece además de que sus rivales cambian, pero él no baja del segundo puesto. Por ello saca ya 77 puntos a sus perseguidores: su compañero de equipo, el australiano Mark Webber, y el británico de McLaren Jenson Button. Aún más lejos están Hamilton y Alonso.

"No miro la distancia, la temporada es larga. Continuar así es nuestro objetivo, seguir paso a paso", afirmó. Admite que no piensa aún en dónde podría ser oficialmente ya campeón, pero parece que no se decidirá en el último segundo como el año pasado. No es bueno en matemáticas, pero puede empezar a manejar la calculadora. "No debemos ganar todas las carrera ni tomar demasiados riesgos".

El propio Vettel está maravillado con la progresión de Red Bull y la suya propia en dos años y medio. "Es increíble el paso adelante dado en los dos últimos años, todos lo que hemos aprendido, todos los departamentos son ahora más profesionales. Debemos continuar así, seguir con hambre, con ganas de ganar carreras y de ser siempre mejor". Tras sufrir en los últimos Grandes Premios el acoso de Hamilton (en Barcelona), de Alonso (en Mónaco) y de Button (en Canadá), en Valencia todo resultó más fácil, por lo que en las últimas vueltas se dedicó a escuchar a su coche, el ingenio creado por el gurú del diseño Adrian Newey.

En dos semanas llega Silverstone, puro territorio Red Bull. ¿Más ventaja? Mark Webber da la respuesta de forma elíptica. "Valencia es probablemente el peor circuito para nosotros", señaló tras el primer y tercer puesto de los coches energéticos. Los rivales se ilusionan con que los cambios en los tubos de escape y en los difusores a partir del Gran Premio de Gran Bretaña hagan cambiar algo el panorama.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios