"El consumo eléctrico español ha bajado un 5% y el industrial, un 10%"

  • REE está construyendo una nueva conexión con Portugal por Huelva, desde Guillena a Puebla de Guzmán, y terminando el eje desde Arcos (Cádiz) a Marmolejo (Jaén) · Su primera prioridad es reforzar Almería

Luis Atienza (Trespaderne, Burgos, 1957) es presidente de Red Eléctrica Española desde 2004. Licenciado en Económicas por la Universidad de Deusto, donde ha sido profesor. Ha sido consejero de Economía del Gobierno vasco y Ministro de Agricultura en el Gobierno de la nación. Ha presidido desde su fundación hasta noviembre pasado la Fundación Doñana 21. Su deporte favorito es la bicicleta, y entre otras actividades particulares participa en una bodega, Viticultors del Priorat.

-¿Es más difícil de gestionar un ministerio o una gran empresa?

-Es más complejo un ministerio, porque en la política tienes alguien dedicado a criticar tu gestión, que aspira a sustituirte.

-¿Es más duro una guerra del fletán o un apagón en Cataluña?

-Un apagón en Cataluña, porque afecta a más gente.

-¿Qué es más difícil, ayudar al desarrollo de Doñana o conseguir que los españoles ahorren energía?

-Ahorrar energía es necesario, porque somos un país que ha tenido un ciclo expansivo bastante depredador. Y el entorno de Doñana, por su ubicación, siempre va a estar amenazado: está al final del Guadalquivir y lo que suceda aguas arriba le afecta; no hay un espacio natural en Europa tan valioso, que tenga un millón de habitantes a 30 kilómetros de su límite, y es un terreno idóneo para una agricultura de primor, que va a competir en suelo y agua con el espacio natural.

-Pequeñines no. Nucleares no.

-Soy poco dogmático. Tenemos un 20% de nuestra energía eléctrica de origen nuclear, que es relevante en un país que tiene una dependencia del exterior del 80%. Mientras no haya razones de seguridad que lo aconsejen, no soy partidario de prescindir de las centrales.

-¿Qué es más difícil superar, un puerto de montaña con la bicicleta, o un récord de consumo eléctrico en temporada alta?

-En la bici, uno puede subir a diferentes ritmos y administrar mejor sus energías. Un récord de consumo eléctrico es distinto. El gran reto de la electricidad es que tiene que atender la demanda máxima y además no fallar al milisegundo.

-Pasamos de la ayuda al árbol en el olivar, que nos parecía poco, a la subvención a la placa solar que usted ha criticado por excesiva.

-Las nuevas tecnologías para energías renovables necesitan un impulso en su fase de maduración. Quién nos iba a decir que el 12% de nuestra energía eléctrica iba a ser eólica y la energía hidroeléctrica el año pasado fuese el 8%. Para hacer más competitiva la eólica han sido necesarios incentivos. Y ha sido una historia de éxito tecnológico, de seguridad de suministro e industrial: tenemos operadores y empresas líderes a nivel mundial. No soy contrario a las ayudas al desarrollo de las renovables. Pero no se puede tratar a una tecnología en una fase muy incipiente, como si fuera una tecnología comercial.

-Que es lo que se ha hecho con la fotovoltáica.

-No podemos instalar sin límite, masivamente, parques fotovoltáicos cuyo coste para el consumidor sea siete veces más que el de la energía convencional.

-¿Es más difícil cosechar vino o energía que venga de Francia?

-Elaborar tu propio vino es una actividad que depende de uno mismo. Y las interconexiones con Francia dependen de dos. En cinco años hemos puesto en servicio dos líneas nuevas con Portugal y un nuevo cable con Marruecos. Con Francia tenemos las mismas tres conexiones que hace 27 años.

-Ahora se va a construir otra.

-Por Gerona y estará hacia 2013.

-Con Portugal se va a hacer una nueva por Huelva.

-Vamos a poner en servicio una por el Duero, y otra por Huelva que debería estar en 2011. Estamos construyendo una línea desde Guillena hasta Puebla de Guzmán.

-¿Una nueva conexión con Marruecos es posible?

-Nuestro socio marroquí lo ha pedido. Pero no es más que una idea, no hay acuerdo de los gobiernos.

-Es necesaria una Europa de la energía. ¿Cómo lo hacemos?

-El riesgo de suministro del gas ruso durante dos inviernos es un elemento que ha contribuido a concienciar sobre la necesidad de una respuesta común. También hay que reforzar las interconexiones tanto eléctricas como gasistas.

-¿Tenemos alguna conexión gasista con Francia ahora mismo?

-Una por la localidad francesa de Larrau y proyectos de ampliación, que son prioritarios en el escenario europeo. En la península ibérica tenemos siete plantas de regasificación, que son tantas como las que existen en todo el resto de Europa. Es un activo muy importante, en la medida en que tengamos capacidad para llevar hasta Centroeuropa gas argelino o gas licuado regasificado. Pero necesitamos una interconexión mayor con Francia.

-Obama ha citado como un modelo el sistema español de energías renovables.

-Obama va a dar un gran impulso al desarrollo de las energías renovables; se está planteando como objetivo para el 2012, que el 12,5% de la energía eléctrica provenga de renovables. Nosotros terminemos este año con el 25%. Vamos a conseguir en 2009 el doble de lo que Obama se ha puesto como objetivo para el año 2012. Llevamos varios cuerpos de ventaja.

-¿Ha bajado el consumo?

-De 1996 a 2006 el consumo aumentó un 4 o 5% anual. Los dos últimos años han tenido crecimientos del 3 o 4%. Después del verano se notó una desaceleración y tasas negativas a partir de diciembre. El consumo de electricidad ha descendido un 5%. La caída ha sido más acusada en la industria.

-Que sitúa usted en -10%.

-Mi colega francés me daba para ellos un -10% hace unos días. No tengo datos recientes de consumo industrial, pero podríamos estar en ese entorno.

-Este verano no habrá apagones por exceso de consumo.

-Además del menor consumo, se está notando nuestro esfuerzo inversor, que es ahora mismo más de tres veces el de hace cinco años.

-En Andalucía, además del enlace de Guillena hasta la frontera con Portugal, ¿qué otras líneas están construyendo?

-Estamos construyendo el gran eje de Arcos (Cádiz), hasta Marmolejo (Jaén). El tramo de Cabra a La Roda ya está en servicio, y ahora estamos construyendo la línea de Arcos a La Roda y la de Cabra a la subestación de Guadame en Marmolejo. También un tramo de Cártama a Málaga. Y vamos a fortalecer el eje de la Ruta de la Plata.

-Su principal déficit está en Almería.

-Es nuestra prioridad. Almería en este momento no tiene más alimentación de transporte que una línea que le llega desde Granada. Ahora vamos a hacer una subestación en Tabernas y una línea de Tabernas a Benahadux.

-Usted que conoce bien Andalucía, desde la Fundación Doñana. ¿Cómo ve la región?

-Tengo una visión bastante optimista. He encontrado una Andalucía más abierta y más emprendedora de lo que constituye su imagen hacia fuera. Va desarrollando un tejido emprendedor, que es un proceso de lustros. Pero ya no es una comunidad de segunda. Es una comunidad desde el punto de vista tecnológico que puede dar lecciones en muchas cosas.

-¿Y en energía?

-Su posición geoestratégica ha cambiado radicalmente. El gas que llega por el sur ha colocado a Andalucía como puerta de entrada energética de Europa y no final de trayecto. El hecho de la que el gas haya pasado a ser un elemento relevante de la generación de electricidad ha hecho que en muy pocos años Andalucía haya pasado de ser una comunidad que importaba el 20% de su energía, a ser autosuficiente o tener saldo neto. Y, por hacer algo de crítica, en el ámbito de las renovables en los últimos años se ha producido un acelerón, después de haber perdido el ritmo, por razones de carácter medioambiental.

-Estamos viviendo tiempos muy interesantes. ¿Qué prodigios nos quedan por ver?

-El coche eléctrico va a ir más rápido de lo que nos imaginamos. El proceso de renovación de un parque de automóvil es de 10 años. La tecnología de las baterías se va a desarrollar extraordinariamente en los próximos años. Y eso abre la posibilidad de sustituir los derivados del petróleo en el único sector en el que parecía que tenían una posición inexpugnable: el transporte por carretera. La electricidad va a ser la vía a través de la cual vamos a poder incorporar las renovables a nuestro modo de transporte y reducir nuestra dependencia del petróleo y las emisiones de CO2.

-¿A qué ritmo?

-Esta crisis del sector del automóvil va a acelerar el proceso de reconversión. Todos los gobiernos están vinculando las ayudas al sector del automóvil a progresos en este ámbito. No es descabellado pensar que esos coches pueden además ser unidades de almacenamiento al servicio del sistema eléctrico: podrán cargar durante la noche y revertir cuando están parados una parte de su energía, en las horas punta. Eso requiere un desarrollo tecnológico para gestionar esos consumos. En la década del 20 al 30, los coches eléctricos nos van a dar muchas alegrías.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios