Carmen Martínez-Bordiú

"Lo que los demás digan de mí me trae al fresco"

  • Ajena a los comentarios que han surgido sobre ella y su marido, José Campos, la nieta de Franco sigue adelante con nuevos proyectos, como un mojito que lleva su nombre.

Comentarios 1

Tras sorprender con un tango que bailó en la fiesta de las bodegas González Byass, el jueves de la semana pasada en Jerez, Carmen Martínez Bordiú presentó en Sevilla el Mojito de Carmen, bebida que también contó con la presencia de su compañía y en la que, la nieta de Franco, está invirtiendo muchas ilusiones. Un cóctel elaborado con orujo, hierbabuena y menta, ideal para acompañar cualquier velada, del que ha querido hablarnos, junto a otros temas, en una entrevista exclusiva para nuestros lectores. Es el presente de la que, sin duda, es uno de los rostros favoritos de las revistas del corazón y de los televisivos programas de sociedad.

-¿Cómo ha surgido la idea de venir a Andalucía para presentar su Mojito?

-Pues porque me faltaba bajar a Sevilla, que es una ciudad que quiero mucho y donde he vivido un tiempo. Tenía muchas ganas de mostrar a la gente de aquí esta bebida, que es la única de estas características hecha a base de aguardiente de uva. Sienta muy bien porque, para quien bebe vino, no supone ninguna mezcla. Desde luego, a la gente joven le está encantando.

-¿Fue, esta aventura empresarial, una iniciativa suya?

-Bueno, no exactamente. La destilería Sierra del Oso contactó con mi marido y él propuso crear un orujo con su nombre. Lo que pasa es que, el dueño de la firma, prefirió que la imagen fuera yo. Hemos sacado nueve sabores de orujo (desde el más puro, el blanco -que es aguardiente-, a otros novedosos como el de limón, café o chocolate) y están funcionando muy bien.

-Y luego, aparte, está lo de su compañía de baile…

-Sí. Pero ahí no participo como artista. Sólo soy la que pago (risas).

-¿Por qué se implicó en ese proyecto?

-Porque es algo que siempre me ha interesado y, al tener oportunidad de hacerlo en ¡Mira quién baila!, decidí volcarme en ello. No sabía si abrir una academia y, finalmente, nos decidimos por esto. Son 18 bailarines de salón…

-¿Qué tal jefa es Carmen Martínez Bordiú?

-De las que miran todo (risas). He participado en el vestuario, las coreografías… En general, me gusta tener una parte activa. En el orujo, por ejemplo, he diseñado las botellas, los tapones… Poseo una mente disciplinada y seria y pretendo que, lo que toque, sea lo mejor.

-Le vemos acompañada de su marido en una etapa donde todo el mundo especula sobre ustedes…

-Como no es nada nuevo, no me afecta. Es así desde hace cinco años que estamos juntos. Lo que digan de mí me trae al fresco y, en cuestiones de demandas, para eso están los jueces y las leyes.

-¿Muchos proyectos?

-Bueno, hay un libro por ahí, que se pondrá a la venta en diciembre, y queda seguir empujando a la compañía.

-¿Un libro? ¿Sobre su vida?

-Digamos que un texto donde reflexiono sobre mí a través de las diferentes etapas que he pasado. Son mis anécdotas y mis experiencias.

-Por cierto, se ha estrenado una serie sobre usted… ¿Alguna opinión al respecto?

-No. Si compras el ¡Hola! sabrás lo que pienso en relación a ese tema. He comentado todo lo que tenía que comentar ahí. Las cosas las digo una vez, en el sitio donde las tengo que decir, y no vuelvo sobre ellas.

-Entonces, el '¡Hola!', ¿es 'palabra de Dios'?

-(Risas) En lo que a mí se refiere, sí. Y, en este caso concreto, especialmente (risas).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios